78°F
weather icon Clear

Inflación de calificaciones: cómo los estándares laxos aumentan artificialmente las calificaciones por estrellas de las escuelas

Si las escuelas públicas recibieran calificaciones como los estudiantes, muchas escuelas de cinco estrellas obtendrían calificaciones deficientes y bajas.

Desde que el estado de Nevada comenzó a clasificar las escuelas, los funcionarios han considerado las escuelas de cinco estrellas como pilares de excelencia. Los funcionarios estatales de educación quieren que los contribuyentes crean que las escuelas de cinco estrellas no solo han superado la escala de calificación, sino que solo necesitan las optimizaciones más pequeñas.

“Una escuela de cinco estrellas demuestra un rendimiento académico superior y un crecimiento sin brechas de oportunidades”, define la guía del Departamento de Educación de Nevada. “Estas escuelas son reconocidas por su distinguido desempeño”.

Suena impresionante, pero no después de profundizar en los detalles.

Los estudiantes están familiarizados con la escala de calificación de 100 puntos. Se otorga una A por puntajes de 90 a 100, pero las escuelas se califican en una curva más generosa. Las escuelas primarias reciben cinco estrellas por obtener entre 84 y 100 puntos, las escuelas de cuatro estrellas obtienen un puntaje entre 67 y 83, las escuelas secundarias reciben cinco estrellas por obtener solo 80 puntos de 100, las secundarias de cuatro estrellas obtienen entre 70 y 79 y los límites de las secundarias son 82 y 70 puntos, respectivamente.

Sería una cosa si obtener 84 puntos como escuela primaria significara que solo el 84 por ciento de sus estudiantes sean competentes en lectura. Ni siquiera cerca.

Las primarias ganan puntos en cinco categorías. El rendimiento académico vale 25 puntos, las escuelas pueden obtener hasta 20 puntos según los niveles de dominio de los estudiantes en inglés, matemáticas y ciencias, la medida no es cuántos estudiantes son competentes en las tres materias. El modelo combina las tasas de competencia en cada materia, una escuela gana puntos máximos si su tasa de competencia conjunta es del 60 por ciento o más.

Por ejemplo, el 60.1 por ciento de los estudiantes de la Escuela Primaria Herron son competentes en lectura, ese resultado ayudó a convertirla en una escuela de cinco estrellas, pero una tasa de competencia del 60 por ciento no debe considerarse “rendimiento académico superior”. El Distrito Escolar del Condado de Clark cuenta con 23 escuelas primarias de cinco estrellas, solo cuatro tienen niveles competentes en lectura de más del 80 por ciento, siete tienen niveles de competencia en lectura por debajo del 70 por ciento.

Esas son las escuelas de cinco estrellas. Dondero Elementary School es una escuela primaria de cuatro estrellas con una tasa de dominio del inglés del 44 por ciento.

Las escuelas ganan hasta cinco puntos en función de sus niveles de competencia en lectura de tercer grado, esta medida es importante porque los estudiantes aprenden a leer hasta el tercer grado. Después del tercer grado, leen para aprender. Las escuelas reciben crédito completo si el 63 por ciento o más de sus alumnos de tercer grado leen a ese nivel. Las escuelas pueden ganar tres de cinco puntos si solo el 38 por ciento de sus alumnos de tercer grado están a buen nivel para leer.

No es de extrañarse que los demócratas estuvieran tan ansiosos por destripar la porción de retención de la ley “Leer para el Tercer Grado” de Nevada. Los padres se habrían rebelado si las escuelas de cinco estrellas hubieran retenido a los estudiantes en masa. Mejor, para los demócratas y los burócratas de la educación, arrastrar a los estudiantes con dificultades hasta que reciban un diploma sin importarles que puedan o no leer.

Los partidarios del marco de rendimiento notarán correctamente que el modelo prioriza el crecimiento académico de los estudiantes sobre la competencia. Esto es importante, porque aísla qué tan bien está haciendo la escuela educando a los estudiantes, en lugar de solo reflejar cuánto sabían los estudiantes para comenzar.

Es una buena manera de juzgar las escuelas, pero no cuando los estándares son tan bajos. Las escuelas primarias reciben puntos completos si el 63 por ciento de los estudiantes ha logrado un crecimiento adecuado en inglés. Para matemáticas, las escuelas obtienen puntos completos si el 52 por ciento de los estudiantes logró un crecimiento adecuado; un estudiante que obtenga esos resultados en un examen quedaría reprobado. Las escuelas primarias obtienen las mejores calificaciones.

Padres, tomen nota. Muchos de los niños que asisten a escuelas de cinco estrellas no reciben una educación de cinco estrellas.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
¿En qué fase estamos?

Según el gobernador en ninguna.

Ayudas federales y estatales para escuelas públicas y privadas

Para millones de estudiantes K-12 en Estados Unidos, la pandemia del Covid-19 ha producido una interrupción sin precedentes, en el tiempo dedicado a la instrucción en los salones de clases, en los programas educativos y en los servicios académicos.

La lección del COVID-19

Este virus invisible nos ha mostrado nuestras grandes deficiencias y nos ha estrujado en la cara nuestra soberbia. También ha demostrado a los médicos que no son Dios, y que muchos siguen como borregos los protocolos que escriben otros. La mayoría no son expertos en virus, ni en los pulmones.

¿Es un ‘progresaurio’ el presidente de México?

Al igual que el presidente Donald Trump, el presidente populista de México, Andrés Manuel López Obrador, suele decir cosas disparatadas, a menudo para desviar la atención pública de problemas más grandes. Pero los comentarios recientes del presidente mexicano sobre los estudios en el extranjero merecen atención, porque son aún más descabellados que de costumbre.

¿Por qué ahora hay que defender a las escuelas charters?

“Lo que está mal cuando hablamos de educación pública, es que la prioridad ha sido mantener la gente empleada a cualquier precio, en lugar de que sea la calidad del trabajo lo que le asegure al maestro su permanencia en la plaza”, dijo el doctor Steve Perry al responder sobre los ataques que los progresistas han lanzado contra las escuelas charter.

México indefenso

Está rebasado por el narco. El Presidente no atina a nada. No se le ocurre nada. No hay gobierno en esa tarea esencial para el país. Durante el fin de semana vimos un impactante despliegue de fuerza militar y poder económico de un cártel del narcotráfico en los llanos de Jalisco.

Dos respaldos sorprendentes a Trump

Los sorprendentes elogios públicos al presidente Donald Trump por parte del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el CEO de Goya Foods, Robert Unanue, han sido un regalo del cielo para la campaña de reelección de Trump.

¿Debe ver pornografía una niña de 12 años?

Una señora me preguntaba, una y otra vez en mis redes, qué hacer, porque su hija, de apenas 12 años, veía pornografía. Normalmente, es muy común que los adolescentes vean pornografía. Y lo triste es que también lo hagan niños pequeños, a pesar de todo lo que dicen las autoridades y los dueños de estas grandes plataformas. Internet está inundado de pornografía.

El plan fiscal encendió el motor económico

Ronald Reagan una vez dijo: “Los republicanos creen que todos los días son 4 de julio, pero los demócratas creen que todos los días son el 15 de abril”, refiriéndose a la tradicional fecha límite para presentar la declaración de impuestos. Hoy, es el día de los impuestos y nos sirve como un recordatorio apropiado de que: Con menos de cuatro meses a las elecciones de noviembre, nunca ha existido un contraste más claro entre los planes fiscales de dos candidatos.