80°F
weather icon Clear

Jara estableció 29 metas para el rendimiento educativo, el CCSD logró solo una de ellas

El Superintendente del Distrito Escolar del Condado de Clark, Jesús Jara, ha establecido casi 30 metas esperadas para mejorar el rendimiento estudiantil. El año pasado, el Distrito apenas alcanzó una de ellas.

Eso no está muy bien, especialmente cuando el Consejo de Administración está a punto de darle a Jara su primera evaluación formal.

A principios de este año, Jara y la junta directiva presentaron un plan de cinco años llamado Focus: 2024. Se establecieron 29 metas de desempeño académico. Por ejemplo, que el 46.6 por ciento de los alumnos de tercer grado logren leer a nivel de su grado en curso para el año escolar 2017-2018. Para el año 2023, la meta del Distrito es aumentar esa cifra a 58.7 por ciento. Para seguir el progreso del Distrito, Jara estableció puntos de referencia anuales. Al final del año escolar 2018-2019, la meta era alcanzar el 49.3 por ciento de competencia en lectura de tercer grado.

Desafortunadamente, sólo el 46.7 por ciento de los alumnos de tercer grado eran competentes en lectura al final del año escolar pasado.

Este ejemplo es representativo del desempeño de los estudiantes el año pasado. Hubo una ligera mejoría, pero muy por debajo de la meta del Distrito. El mayor éxito fue aumentar el dominio de la lectura en el onceavo grado de 44.5 por ciento a 46.2 por ciento, pero eso seguía estando por debajo de la meta de 48.5 por ciento fijada para 2018-2019.

La única meta académica que el Distrito cumplió el año pasado fue aumentar las inscripciones en aulas de doble crédito.

Estas estadísticas son importantes para medir el éxito del Distrito y del propio Jara. El jueves, la junta escolar va a hacer justamente eso al realizar su primera evaluación del superintendente.

No son sólo los números académicos lo que se ven mal para Jara, la rúbrica de evaluación utilizada por la junta cuenta con 19 mediciones, que incluyen los logros, las operaciones y la gestión financiera. El año pasado, el Distrito alcanzó el progreso anual requerido en seis de las 19 categorías.

El mayor logro de Jara es el aumento de la tasa de graduaciones del Distrito. La tasa de graduación de cuatro años pasó de 83.2 por ciento a 85.8 por ciento de 2018 a 2019, pero sin el examen de aptitudes de las preparatorias para medir el rendimiento real, un índice de graduación más alto podría significar simplemente que más estudiantes se presentaron a las clases, no que el aprendizaje aumentó.

Los números sugieren que Jara ha hecho un trabajo terrible, pero tiene dos factores a su favor: En primer lugar, merece reconocimiento por haber establecido objetivos mensurables y ambiciosos. Esa es la primera señal de un buen líder, incluso si su organización está muy lejos de alcanzarlos.

En segundo lugar, es difícil responsabilizar a Jara por el mal desempeño del Distrito cuando la negociación colectiva le ata las manos en gran medida. Es difícil despedir a maestros y directores ineficaces. Las uniones de Distrito tienen el control de facto de gran parte del presupuesto.

Jara cometió un gran error, sin embargo; En lugar de enfrentarse a la Asociación de Educación del Condado de Clark durante el verano cuando amenazó con una huelga ilegal, él se rindió ante ellos.

Los números muestran claramente que el Distrito sigue fallando. Es difícil decir cuánta culpa tiene Jara, sin embargo, se le podría restar cuando tiene tan poca autoridad sobre el personal y las finanzas.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
¿En qué fase estamos?

Según el gobernador en ninguna.

Ayudas federales y estatales para escuelas públicas y privadas

Para millones de estudiantes K-12 en Estados Unidos, la pandemia del Covid-19 ha producido una interrupción sin precedentes, en el tiempo dedicado a la instrucción en los salones de clases, en los programas educativos y en los servicios académicos.

La lección del COVID-19

Este virus invisible nos ha mostrado nuestras grandes deficiencias y nos ha estrujado en la cara nuestra soberbia. También ha demostrado a los médicos que no son Dios, y que muchos siguen como borregos los protocolos que escriben otros. La mayoría no son expertos en virus, ni en los pulmones.

¿Es un ‘progresaurio’ el presidente de México?

Al igual que el presidente Donald Trump, el presidente populista de México, Andrés Manuel López Obrador, suele decir cosas disparatadas, a menudo para desviar la atención pública de problemas más grandes. Pero los comentarios recientes del presidente mexicano sobre los estudios en el extranjero merecen atención, porque son aún más descabellados que de costumbre.

¿Por qué ahora hay que defender a las escuelas charters?

“Lo que está mal cuando hablamos de educación pública, es que la prioridad ha sido mantener la gente empleada a cualquier precio, en lugar de que sea la calidad del trabajo lo que le asegure al maestro su permanencia en la plaza”, dijo el doctor Steve Perry al responder sobre los ataques que los progresistas han lanzado contra las escuelas charter.

México indefenso

Está rebasado por el narco. El Presidente no atina a nada. No se le ocurre nada. No hay gobierno en esa tarea esencial para el país. Durante el fin de semana vimos un impactante despliegue de fuerza militar y poder económico de un cártel del narcotráfico en los llanos de Jalisco.

Dos respaldos sorprendentes a Trump

Los sorprendentes elogios públicos al presidente Donald Trump por parte del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el CEO de Goya Foods, Robert Unanue, han sido un regalo del cielo para la campaña de reelección de Trump.

¿Debe ver pornografía una niña de 12 años?

Una señora me preguntaba, una y otra vez en mis redes, qué hacer, porque su hija, de apenas 12 años, veía pornografía. Normalmente, es muy común que los adolescentes vean pornografía. Y lo triste es que también lo hagan niños pequeños, a pesar de todo lo que dicen las autoridades y los dueños de estas grandes plataformas. Internet está inundado de pornografía.

El plan fiscal encendió el motor económico

Ronald Reagan una vez dijo: “Los republicanos creen que todos los días son 4 de julio, pero los demócratas creen que todos los días son el 15 de abril”, refiriéndose a la tradicional fecha límite para presentar la declaración de impuestos. Hoy, es el día de los impuestos y nos sirve como un recordatorio apropiado de que: Con menos de cuatro meses a las elecciones de noviembre, nunca ha existido un contraste más claro entre los planes fiscales de dos candidatos.