46°F
weather icon Clear

Juegan con la economía, y eso cuesta

Si alguien piensa que el acuerdo en un privado del restaurante La Alcachofa entre el presidente electo y una decena de empresarios solucionó el problema económico derivado de la cancelación del aeropuerto en Texcoco, se equivoca por completo.

Tal vez arreglaron su problema, no lo sabemos, pero el del país se ahonda conforme pasan los días.

Después del error económico y político de parar la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional con una consulta de bisutería, los mercados reaccionaron y el nerviosismo aumentó.

Banorte modificó sus expectativas de la relación peso-dólar y la puso, para el próximo año, en 22.50 pesos por dólar.

Y el crecimiento económico, según estima Citibanamex, será de un paupérrimo uno punto siete por ciento. Sí, 1.7% para el año entrante.

Menos inversión. Más cara la deuda. Más alzas en tasas de interés. Menos empleo. Es lo que sucede cuando los políticos juegan con la economía.

Al cancelar el aeropuerto, el presidente electo mandó una pésima señal que los mercados registraron y la prensa internacional lo tomó como algo insólito, por lo equivocado.

Peor señal es que López Obrador entendió el mensaje de los mercados e insiste en el error en lugar de rectificar.

Y los mercados no son unos señores de abrigo largo, flor en la solapa, cara de marrano y sombrero de copa, como los pintan en La Jornada.

El mercado somos todos.

El que deja de comprar un coche por temor a cómo venga la situación.

Los que prestan más caro porque se tienen que cubrir ante posibles impagos por falta de solvencia económica.

Los que deciden quedarse en casa en vacaciones en lugar de ir a Acapulco, porque ven incierto el futuro cercano.

O el que pasa sus ahorros a dólares porque desconfía del manejo responsable de la economía.

Entonces los mercados no previenen los errores económicos: los castigan.

Los mercados castigaron la medida autoritaria y sin lógica económica de cancelar el aeropuerto en Texcoco.

Para el próximo año, dólar a 22.50 y crecimiento de la economía de 1.7 por ciento.

Y a pesar de ello, nuestro presidente electo desafía a los mercados e insiste en implantar su voluntad por sobre la lógica económica.

Anunció que vienen más consultas fuera de la ley. Eso nos va a perjudicar.

Con tal obstinación de hacer su voluntad al margen de la ley y de la lógica económica, se explica la presencia estelar de Nicolás Maduro en su toma de posesión, algo que casi ningún presidente del mundo hace: invitarlo.

Tienen los mismos reflejos.

De acuerdo con el reporte de Citibanamex a sus clientes –se publica hoy en El Financiero–, “la decisión de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México llevó a una significativa reacción negativa de los mercados financieros, aun en el escenario favorable de los mercados emergentes”.

Es decir, vamos a crecer menos y las otras economías emergentes van a crecer más. Totalmente a la inversa de lo que ha venido ocurriendo.

Explica Citibanamex que “los vientos sobre la economía se exacerban” porque habrá menos inversión y primas de riesgo más altas (se encarecerá el crédito).

López Obrador prometió, y sigue prometiendo, que vamos a crecer a un promedio de cuatro por ciento anual en su sexenio.

Por ese camino vamos a estar muy lejos de esa meta.

En cuanto al tipo de cambio, Citibanamex dice a sus clientes que “en nuestra perspectiva, la reciente depreciación del peso no se revertirá”. Y espera que el Banco de México tenga que subir tasas a 8 por ciento la próxima semana.

Banorte, a su vez, dice que “internamente se ha dado un incremento en el riesgo país, después de los comentarios recientes de las calificadoras”. Es decir, por la cancelación del aeropuerto.

Apunta que el tipo de cambio, en lugar de terminar diciembre a 18.60 pesos el dólar como habían previsto, va a cerrar en 20.50.

Y que el próximo año no va a quedar en los 19.50 que habían calculado, sino en 22.50 pesos por dólar.

Es el resultado de jugar con la economía.

De la pérdida de la confianza.

De creer que las cosas se pueden arreglar en corto y en lo oscurito con un reducido grupo de empresarios.

De falta de transparencia en las políticas públicas.

Eso, ni modo, no lo aceptan los mercados.

Y las consecuencias las pagaremos todos. Los que menos tienen, en especial.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Futuras noticias: los demócratas lamentan haber eliminado al filibustero

WASHINGTON, D.C., 14 de mayo de 2026.- Los demócratas del Senado organizaron una huelga el jueves 13, en protesta por un proyecto de ley de revisión electoral republicano que exige la identificación de votantes en todo el país, limita la votación anticipada a los días de semana y otorga a los estados la autoridad para aprobar reglas aún más restrictivas.

“No miren arriba”: una película para ver con nuestros hijos

Enferma, en plena Navidad, dediqué tiempo a Netflix. La película “No miren arriba” atrajo mi atención, sobre todo por sus actores: un Leonardo di Capio con 30 libras más, y mi preferida, Meryl Streep. No es común actualmente ver algo que te haga pensar, y que aporte a una sociedad que anda más loca cada día.

¿Es una bancarrota la mejor opción?

Muchos me preguntan si una bancarrota es la mejor opción para su situación financiera. La respuesta varía dependiendo de las circunstancias de la persona y su familia. No hay una cifra o cantidad exacta de deuda para que una bancarrota sea la solución a sus problemas financieros.

Ni “torpes” ni “estúpidos”: no pongas etiquetas a tus hijos

Yugle Rivas es una de nuestras psicólogas infantiles en el show dranancy.com. A mí, personalmente, me encanta. Escogimos este tema porque aún hay gente, y sobre todo padres, que opinan todo lo contrario. Siguen pensando que “la letra con sangre, entra”.

Diez libras de más estas Navidades: ¡quiero perderlas!

El organismo trabaja incesantemente 365 días al año para mantenernos sanos. Todos hacemos esfuerzos para controlar el exceso de peso con dietas, ejercicios, etcétera. Pero, entonces llegan las Navidades, periodo en el cual bajamos la guardia y dejamos que penetren el azúcar, los carbohidratos de mala calidad y la grasa animal. ¿El resultado? Entre seis y 15 libras de más.

Los Reyes Magos junto a Santa Claus

Buscando un cuento sobre Navidad, cayó en mis manos un libro del profesor Juan Bosch, uno de los cuentistas más famosos del mundo y expresidente de República Dominicana. Era precioso, lo devoré en un día; pero, ¿quién se atrevería a darle a Bosch un libreto sobre su cuento?