47°F
weather icon Clear

La nueva Constitución cubana: un gran paso atrás

La noticia de que la Asamblea Nacional de Cuba aprobó una nueva Constitución que eliminará las referencias a una “sociedad comunista” y reconocerá el derecho a la propiedad privada ha generado titulares elogiosos en todo el mundo. Pero me tomé el trabajo de leer el documento de 755 párrafos, que acaba de ser publicado en su totalidad, y es espantoso.

Según los reportes iniciales de la prensa oficial cubana, la Asamblea Nacional aprobó el 22 de julio el borrador de la nueva Constitución, que reemplazará a la actual promulgada en 1976 durante la era soviética. La nueva Constitución ahora irá a un referéndum popular controlado por el gobierno, que con toda seguridad será aprobado.

El general Raúl Castro, que ejerce el poder detrás de bambalinas, participó en las sesiones de la legislatura para aprobar la nueva Constitución, vestido de uniforme militar. El documento también crearía el puesto de primer ministro, y abriría las puertas al reconocimiento de matrimonios del mismo sexo.

Todos estos anticipos generaron grandes expectativas sobre la nueva Constitución. Pero el texto completo del borrador constitucional se ha hecho público en días recientes, y muestra un cuadro muy diferente al que se intentó pintar en un principio.

De hecho, la nueva Constitución tiene como objetivo consolidar la dictadura más antigua de América Latina, y hacer más difícil cambiar el sistema por vías constitucionales.

El artículo 3 de la nueva Constitución dice que “el Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana… es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado”.

Continúa diciendo que “los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución”.

Traducción: La nueva Constitución dice que la dictadura hereditaria de Cuba no puede ser desafiada, y nadie puede, por ejemplo, crear un partido opositor. Si alguien lo hiciere, “los ciudadanos” –el eufemismo que usa el régimen para su policía secreta vestida de civil– ahora pueden matar legalmente a cualquier opositor.

El artículo 5 dice que “el Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana… es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado”.

Traducción: Si alguien tenía dudas sobre lo que significaba el Artículo 3, el régimen lo hace más explícito aquí. Además, agrega la palabra “único”, que no estaba en un párrafo similar de la Constitución de 1976.

El artículo 224 establece que “en ningún caso resultan reformables los pronunciamientos sobre la irrevocabilidad del socialismo y el sistema político y social establecidos en el artículo 3”.

Traducción: Si hay algo que no se puede cambiar constitucionalmente en el futuro, es el derecho de la dictadura de permanecer en el poder para siempre.

Rosa María Payá, activista del proyecto opositor Cuba Decide, me dijo que “esta Constitución es peor que la anterior, porque al agregar que el Partido Comunista será el “único” dirigente superior de la sociedad y el Estado, le cerró las puertas a cualquier posibilidad de multipartidismo”.

De hecho, incluso las referencias de la nueva Constitución a la propiedad privada deben tomarse con escepticismo. Si bien el texto reconoce el derecho a la propiedad privada, dice que este estará supeditado a las leyes. Y las regulaciones recientes para los trabajadores cuentapropistas son a menudo son más estrictas que las anteriores.

No se equivoquen: ahora que el texto completo de la nueva Constitución es público, no hay ningún motivo para celebrar. Por el contrario, parece una medida desesperada de la dictadura hereditaria de la isla para aferrarse al pasado y retrasar aún más la modernización económica y política de Cuba.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Infidelidad: ¿cómo contribuí a que esto pasara?

¿Se debe perdonar una infidelidad? ¿Quién es el responsable? ¿Por qué una mujer recoge a un hombre después de una infidelidad? ¿Por qué el matrimonio comienza muy bien y se va desgastando con los años? Realmente, el matrimonio no es la tumba del amor. Es la falta de comunicación e intimidad la que daña la relación en cualquier pareja.

La gente todavía lo llamará el “aeropuerto de Las Vegas”

El debate de la Comisión del Condado Clark, sobre el cambio de nombre del Aeropuerto Internacional McCarran, por el del ex-senador Harry Reid, cristalizó perfectamente la división entre los enterados de la política y el público en general.

Entregarnos con confianza y lealtad

Cuando nos gusta alguien, sea hombre o mujer, decimos “vamos a empezar a conocernos”, porque no se puede amar lo que no se conoce. Nada vive solo. Es necesario encontrarme contigo, pero no basta solamente con encontrarnos.

Senador, enjuíciate a ti mismo

WASHINGTON – El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, dijo a los senadores republicanos que su voto sobre el juicio político debe basarse en la “conciencia”.

Restauremos el programa “Beca de la Oportunidad”

Si bien sabemos que la comunidad Hispana ha sido la más afectada llegando a niveles de contagios muy altos por la pandemia de COVID-19. Irónicamente la comunidad hispana es también la que, por generaciones, ha sido víctima de un sistema educativo que los ha dejado sin Opciones Escolares y que no hace mucho tiempo también los dejó sin computadoras y sin Internet.

¿Por qué es importante tener un directriz médico y testamento?

La pandemia del COVID-19 nos hace reflexionar en que, un suceso imprevisto, nos puede afectar a todos y cambiarnos la vida en un día. Por eso es importante estar preparados y prevenidos.

¿Es sano el romanticismo?

¿El amor se debe basar en el romanticismo? Hemos crecido en un ambiente de mentiras y mitos sobre el amor, con canciones como esta: “Sin ti no podré vivir jamás, y pensar que nunca más, estarás junto a mí”.

No hay que “bajar la guardia”

Se sintió bien pasar la página al 2020. Con dos vacunas para el COVID-19 aprobadas y millones de vacunas ya administradas en todo el país, finalmente ha surgido una sensación de esperanza de que el 2021 traerá días mejores.