93°F
weather icon Clear

La nueva escuela eres tú

Un poco a la mala, hemos entrado en la fase de educar los niños desde la casa. Sospecho que la velocidad con que pasaron las cosas, nos ha dejado algo aturdidos. No obstante, hay una gran cantidad de recursos a bajo costo o gratuito para impartir docencia.

La parte sencilla es encontrar en internet lo que se necesita. ¡Eso lo están ya haciendo dos millones de padres! La parte menos sencilla es lidiar con nuestras emociones. La American Federation for Children (AFC) ha estado monitoreando las ideas que han ido surgiendo entre grupos de padres y maestros. Con toda la información recolectada se dedujeron ciertas prácticas que podrían ser muy útiles en este proceso de transición:

De entrada, ¡sí se puede! Cuando se le da de baja a un niño para educarlo desde la casa, es normal que exista una pizca de ansiedad. Es posible que temas no saber cómo mantener un orden y una estructura en el proceso, de manera que, al final, tus hijos/estudiantes puedan tener acceso a las universidades. O, sencillamente, sientes inseguridad sobre tus capacidades de maestro. Esos sentimientos son normales para casi todo padre que decide tomar el toro por los cuernos. Es una nueva responsabilidad y una nueva experiencia de aprendizaje para ambos, los niños y sus progenitores. Respira. Vas a poder.

Roma no se hizo en un día. Hay que permitirse el tiempo para pasar por un ajuste. Por cada año que un estudiante pasó dentro del sistema educativo, toma un mes desprogramarlo de la rigidez de la escuela de varilla y cemento. La clave es escuchar al niño y entender qué es lo que necesita.

La educación —eventualmente— tendrá que ser auto-gestionada. Es decir, cada quien gobernará la velocidad y profundidad con que aspira a adquirir el conocimiento sobre un tema o materia. Es imprescindible que, al inicio, se enseñe a los pequeños cómo investigar y cómo crear una administración balanceada del tiempo. ¡Ese será el más invaluable regalo de vida!

La administración balanceada del tiempo es algo que debe decidirse para toda la familia, de manera que las nuevas dinámicas permitan a cada individuo gozar de espacios propios, de la misma forma que lo necesita el niño. Por ejemplo, algunos padres que educan desde el hogar piden a sus niños que hagan citas con ellos para revisar o repasar un material. Así, las horas de trabajo de mamá y papá son tomados en cuenta y cada miembro del equipo familiar es honrado.

Así como hay mil sabores —fresa, chocolate, vainilla, pistacho—, de igual manera cada niño es diferente. Algunos necesitan más compañía que otros, más actividad física, más latitud para guiarse a sí mismo o más instrucciones. Fluye, juega con varias cosas, hasta que des en el clavo.

No pases por alto que esta es una oportunidad maravillosa para estar juntos. Considera que, mientras explores la curiosidad de tus hijos, expandes la tuya también. A medida que vas a encontrando apps y actividades para ellos, te enteras de cursos, clases, charlas y eventos que están alineados con tus intereses.

La nueva escuela eres tú, y la mueve tu deseo de explorar el auto-descubrimiento de la mano de tus herederos. ¡Diviértete! Estás emprendiendo una hermosísima aventura.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
En manos de tres demagogos

Trump, López Obrador y Jair Bolsonaro se llaman las tres grandes desgracias de América en tiempos de coronavirus, porque gobiernan tal como son, populistas que desprecian la ciencia y el conocimiento.

Cómo resucitar el turismo en EEUU, Latinoamérica y el Caribe

Ante los estragos causados por la pandemia de COVID-19 en los destinos turísticos de Florida, el Caribe, México y América del Sur, es hora de empezar a pensar en crear “burbujas de viajes” entre los países de la región. Eso es lo que acaban de hacer Australia y Nueva Zelanda, y debería hacerse en todas partes.

El poder de los padres y la jaula ideológica

En este mes se cumplen 23 años de la muerte de Paulo Freire, un profesor y pensador que desarrolló el método Freire, un modelo educativo para alfabetizar a las masas. Su nombre y su obra han marcado un “punto y aparte” en la historia de la educación en Latinoamérica y el mundo.

Las infidelidades llevan el COVID-19 a casa

Durante la pandemia he recibido invitaciones para hablar sobre cómo la cuarentena podría afectar a las parejas. El enemigo silencioso está generando divorcios y violencia en familias y parejas. Casi todos se preguntan: ¿afectará este demonio, convertido en un virus diminuto, la vida sexual de los humanos del planeta?

El auténtico despeñadero

A medida que nos hundimos en la estulticia y la mediocridad, algunos comienzan a darse cuenta del daño que hicieron al golpear hasta la saciedad al presidente Peña Nieto y promover a un político populista, destructivo y sin preparación para gobernar.

La hipocresía de la amenaza de Trump de prohibir los viajes a Latinoamérica

La declaración del presidente Donald Trump de que podría imponer una prohibición de viajes a América Latina para evitar que los turistas latinoamericanos “infecten” a los estadounidenses con el COVID-19 es una monumental muestra de hipocresía política.

Pasos a seguir en caso de accidente

Por la situación actual, debido a la pandemia ocasionada por el coronavirus (COVID-19) muchos que sufren accidentes tienen preguntas o preocupación sobre qué deben hacer.

Las familias opinan

Una encuesta que contó con la participación de 2.122 votantes, realizada por la firma independiente A RealClear Opinion Research, mostró que el concepto de opciones escolares goza de la simpatía y el apoyo de los encuestados. Además, sugirió cómo un porcentaje considerable de familias se inclinarán hacia la modalidad de educar desde el hogar, una vez haya pasado el cierre de emergencia de las escuelas en los últimos meses.

Todo México es territorio, José Alfredo

El regreso a la “nueva normalidad” que plantea el gobierno nos indica que debemos encomendarnos a Charles Darwin: que sobrevivan los más fuertes.

Los nuevos pasos de Facebook y Twitter contra las noticias falsas, ¿son creíbles?

Por fin, después de años de arrastrar los pies, Facebook, Instagram, YouTube y Twitter están dando sus primeros pasos serios para combatir la pandemia de noticias falsas. Lo que anunciaron está lejos de ser suficiente, pero hay que celebrarlo, y exigirles que hagan mucho más.