41°F
weather icon Clear

La presidenta interina de Bolivia traicionó su mandato

Justo cuando pensábamos que Bolivia estaba haciendo una transición a la democracia después del fraude electoral del ex presidente Evo Morales, la presidenta interina Jeanine Áñez ha traicionado su mandato al anunciar que se postulará para la presidencia en las elecciones del 3 de mayo. ¡Qué vergüenza!

El anuncio de Áñez de que se postulará para la presidencia es la decisión más egoísta y miope que podría haber tomado. Básicamente, deslegitima a su gobierno interino, y dará nuevos argumentos a quienes, erróneamente, afirmaban que el ex gobernante Morales fue víctima de un “golpe”.

No se suponía que fuera así. Áñez, quien anteriormente era una segunda vicepresidenta y senadora opositora, asumió la presidencia provisional de Bolivia con el mandato de convocar elecciones libres dentro de los 90 días tras la renuncia de Morales.

El ex gobernante y su vicepresidente habían renunciado en noviembre en medio de protestas masivas por el fraude electoral que habían hecho en las elecciones del 20 de octubre, corroborado por dos misiones separadas de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Incluso antes de las elecciones de octubre, Morales había violado la Constitución al postularse para un cuarto mandato, cuando la Constitución boliviana solo permitía dos períodos consecutivos. Ya era un presidente inconstitucional.

Morales ahora dice que fue víctima de un “golpe”, porque un general había sugerido en medio de las protestas masivas contra el fraude electoral de Morales que el presidente renunciara para evitar más derramamiento de sangre. Pero, de hecho, Morales renunció ante las cámaras de televisión, porque el levantamiento popular contra su golpe electoral había hecho que el país fuera ingobernable.

Después de que Ááñez asumió como presidenta interina, escribí que si los militares hubieran tomado el poder, habría sido un golpe de Estado. Pero si Áñez, como la funcionaria siguiente en la línea de sucesión, asumía el cargo de presidente interina y convocaba elecciones dentro de 90 días, sería una medida legal para restaurar la democracia después de una elección fraudulenta realizada por un presidente inconstitucional.

Efectivamente, Áñez asumió el cargo el 13 de noviembre y comenzó a preparar el escenario para elecciones libres, prometiendo que no influiría en el proceso ni trataría de mantenerse en el poder.

Pero ahora, con su nuevo anuncio de que será candidata, ha traicionado su promesa. Como presidenta, podrá utilizar recursos estatales para ayudar a su candidatura. Y si gana, dejará dudas sobre las credenciales democráticas de lo que debería ser el primer gobierno democrático boliviano después de casi 14 años de autocracia.

“Esto deslegitima al gobierno de transición”, me dijo Eduardo Gamarra, un experto en Bolivia que enseña ciencias políticas en la Universidad Internacional de Florida (FIU). “La percepción no será que es un gobierno de transición, sino que es un gobierno que está tratando de mantenerse en el poder”.

Además, la decisión de Áñez de postularse dividirá aún más a una oposición ya fragmentada, y facilitará que el partido autoritario de Morales, el MAS, gane una segunda vuelta electoral.

Según una encuesta publicada por el diario Página Siete, el MAS –de izquierda– tiene el 26 por ciento de los votos y podría ganar la primera vuelta contra cinco partidos de centro y centro-derecha. Si Áñez llega a la segunda vuelta, es posible que algunos de los otros candidatos que traicionó no la apoyen, y el MAS volvería al poder.

Mi humilde sugerencia a Áñez es que retire su candidatura presidencial. Si cumple con su promesa anterior de organizar elecciones libres y regresar a su casa, pasará a la historia como la estadista que restauró la democracia boliviana. Podría ser nombrada embajadora o enseñar en alguna universidad extranjera, y regresar en unos años para postularse a la presidencia como una verdadera heroína nacional.

O, si cree que debe presentarse ahora, que renuncie como presidenta interina y haga campaña desde fuera del gobierno, como todos los demás candidatos. De lo contrario, será vista como otra política hambrienta de poder que se preocupa más por sí misma que por las formas democráticas, igual que Morales.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
¿Le conviene a los latinos votar por Bernie Sanders?

Ahora que las primarias demócratas están llegando a los estados con grandes poblaciones de votantes latinos, permítanme enumerar cinco razones por las que el candidato del partido que está liderando las encuestas, el senador Bernie Sanders, podría ser malo para los hispanos.

“Los sindicatos tienen la idea correcta sobre el Seguro Médico”: Steyer

El mes pasado, en un foro repleto de personas en Las Vegas, hablé con trabajadores de la Unión Culinaria (Local 226) sobre una serie de cuestiones importantes para las familias trabajadoras aquí en Nevada, incluyendo mi plan para que la atención médica sea un derecho para todos los estadounidenses.

“Al votar por Trump, los latinos en NV pueden elegir más crecimiento económico, en lugar de un gobierno más grande e ineficaz”: Pence

Los estadounidenses tienen una opción simple este mes de noviembre: Más crecimiento económico o un gobierno más grande e ineficaz. En mis viajes alrededor de nuestro país, mis amigos, en nuestras comunidades latinas me cuentan cómo perciben que la economía está en auge y ayudando a sus negocios y familias. Esto, es gracias a las políticas del presidente Trump que favorecen el crecimiento, los empleos, la familia y a los Estados Unidos. A los estadounidenses les va mejor hoy que hace cuatro años.

Madres y padres unidos, jamás serán vencidos

Entra un nuevo jugador a la arena de las políticas públicas dirigidas a la educación escolar (K-12). Se trata de los padres, quienes hasta la fecha han estado en la mesa de negociaciones más como parte del menú que como agentes de cambio con voz y opinión propias.

El cheque es de hule

Con esa concurrencia de empresarios en Palacio Nacional, uno pensaría, con un poco de sensatez, que el Presidente les pediría invertir en proyectos concretos y consensuados de infraestructura para sacar a la economía del estancamiento en que se encuentra.

El impacto económico del coronavirus en Latinoamérica

Como si las economías latinoamericanas no tuvieran suficientes problemas, ahora apareció una nueva amenaza al crecimiento económico de la región: la epidemia coronavirus en China.

En Nevada, es hora de que los candidatos presidenciales hablen sobre el aborto

En Nevada, confiamos en que las mujeres tomen decisiones con respecto a sus propios cuerpos y en la última legislatura hemos protegido su derecho al aborto. El Trust Nevada Women Act actualizó la ley al eliminar las sanciones anticuadas que tratan el aborto como un delito. La legislación garantiza que una mujer obtenga toda la información que necesita en el idioma que habla para que pueda tomar la mejor decisión para su familia.

Las Becas de la Oportunidad

En su discurso a la nación, hace unos días, el presidente Trump tocó el tema de las Opportunity Scholarships, un programa cuyo nombre técnico es Tax Credit Scholarship o becas de crédito fiscal que lleva muchos años en algunos estados de la Unión. ¿A qué se refiere el presidente cuando habla de las Opportunity Scholarships?

La UNAM, vulnerable y revuelta

La UNAM está al garete por la acumulación de delitos que ahí se cometen sin que las autoridades reaccionen a tiempo.

Trump le dio un espaldarazo político a Guaidó

Donald Trump es el presidente más anti-hispano de la historia reciente de los Estados Unidos, pero hay que aplaudirlo por la bienvenida de héroe que le dio en su discurso anual ante el Congreso a Juan Guaidó, el valiente presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.