Les recortan el salario a maestros y bomberos

Los maestros se enfrentarán a una reducción salarial el próximo año. También los oficiales de policía, bomberos y casi todos los empleados del gobierno estatal y local. Gracias al roto sistema de jubilación de Nevada.

El jueves, el Sistema de Retiro de los Empleados Públicos de Nevada (PERS) aumentó las tasas de contribución para los empleados regulares del próximo año del 28 por ciento al 29.25 por ciento. La tasa de contribución para la policía y los empleados de bomberos está aumentando de 40.5 por ciento a 42.5 por ciento. Empleadores y empleados dividen los aumentos, esto significa que los trabajadores del gobierno verán una caída en su pago, mientras que las agencias gubernamentales experimentan simultáneamente aumentos de costos.

Puedes ver los titulares ahora. “Maestros aplastados por los recortes salariales”,”Los gobiernos locales luchan contra los déficits presupuestarios”. Los reporteros enmarcarán estas historias como otro ejemplo más de cómo Nevada no gasta lo suficiente. Pero ese no será el caso. Estas dificultades presupuestarias se derivarán del aumento de los gastos que los gobiernos locales no pueden controlar. Eso es similar a cómo los ingresos del Distrito Escolar del Condado de Clark aumentaron este año, mientras que la prensa habló repetidamente sobre los recortes presupuestarios.

Esto es lo que esto significa para los maestros del distrito. El maestro promedio ganaba $52 mil más $21 mil en beneficios el año pasado. El aumento de PERS reducirá el salario promedio para llevar a casa en $380 por año. Paradójicamente, aumentará simultáneamente la remuneración de los maestros, ahora recibirán esos $380 para pagar los beneficios. El distrito tiene que aumentar su contribución de PERS para cada maestro en $380, que también irá en la categoría de beneficio.

Así que los costos suben, pero todos se sienten engañados. Los maestros ven una disminución en su salario neto, y el distrito tiene que pagar $7 mdd más sin recibir nada a cambio. Otro ejemplo más de cómo no se puede arreglar un sistema dañado con más dinero.

Irónicamente, el PERS estima que el costo de jubilación para los empleados actuales se ha reducido. Esto se debe a las reformas necesarias, aunque menores, aprobadas en 2015. El aumento total es el pago de la deuda acumulada, que es de entre 13 bdd y más de 40 bdd, dependiendo de cómo se calculen los rendimientos de las inversiones futuras. Para el contexto, el presupuesto del fondo general de Nevada para 2019 es de 4 bdd. El próximo año, el 44 por ciento de las contribuciones de pensiones de los empleados regulares y el 39 por ciento para la policía y los bomberos se destinarán a la deuda.

Nevada ha aumentado las tasas de contribución durante décadas para pagar las obligaciones de pensiones no financiadas. Cuando el PERS comenzó en 1948, la tasa de contribución fue del 10 por ciento para todos los empleados con sus primeros $400 en ganancias. En 2003, fue del 18.75 por ciento para los empleados regulares y del 28.5 por ciento para la policía y los bomberos. Las tasas del próximo año son un 56 por ciento más altas para los empleados regulares y un 49 por ciento más para la policía y los bomberos en comparación con el 2003.

Las pensiones pueden ser densas, pero si no crees que importen, considera esto. Si los maestros pagaran la tasa de contribución de 2003, verían un aumento salarial para llevar a casa de $2 mil 800, y el distrito escolar tendría $52 mdd adicionales al año.

Multiplique eso por cada agencia gubernamental y empleado de Nevada, y verá por qué la reforma de las pensiones es el tema más importante del que nadie quiere hablar.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like