88°F
weather icon Clear

Los demócratas se apresuraron para impugnar a Trump, y luego se detuvieron

WASHINGTON — Imagínate que hay un juicio por asesinato que lleva meses e involucra a muchos testigos, entonces, al final, el fiscal anuncia que ha hecho un gran trabajo argumentando la culpabilidad, y que no va a enviar el caso al jurado.

Eso es más o menos lo que pasó el miércoles por la noche después de que la Cámara de Representantes Demócrata votara para impugnar al Presidente Donald Trump. Con una victoria en su columna, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, tuvo que confesar que no estaba preparada para enviar los artículos al Senado republicano.

¿Puedes decir “farsa”? Porque eso es lo que fue esencialmente el esfuerzo de la impugnación. Los demócratas de la Cámara de Representantes siguieron cambiando las ofensas que dijeron que merecían destituir a Trump de la Oficina Oval, ya que abandonaron el espíritu bipartidista que una vez consideraron esencial.

En septiembre, cuando se enteró de que un informante a quien no le caía bien Trump le pidió al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, que investigara los trapos sucios del ex vicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter, Pelosi no esperó a recibir más información. A decir de una persona anónima, no pudo esperar para anunciar que lanzaría una impugnación.

No hubo apoyo republicano.

El primero de los dos artículos de la impugnación fue aprobado por las líneas del partido por un margen de 230 a 197, con ningún republicano votando a favor, dos demócratas votando en contra y la representante Tulsi Gabbard, demócrata por Hawái, votando presente ya que prefería la censura a la impugnación.

Uno de esos dos demócratas, el representante Jeff Van Drew de Nueva Jersey, anunció el jueves en la Casa Blanca que se unía al GOP (Partido Republicano). Trump lo apoyó inmediatamente.

Después de la gran votación, habiendo ganado lo que querían durante tres años, los demócratas dejaron de actuar.

Con un voto de dos tercios de la mayoría que el Senado republicano necesitaba para condenar y destituir a Trump, los demócratas de la Cámara de Representantes saben cómo va a terminar esto. Así que después de apresurarse a impugnar, están intentando ganar tiempo.

Durante su conferencia de prensa semanal del jueves, Pelosi evadió las preguntas sobre la impugnación. Fue una acción que desmintió su afirmación de que ella sentía “que era una gran acción gracias a la moral de nuestros miembros”.

Antes del miércoles por la noche, Pelosi parecía tan hábil en las maneras de Washington que disfrutaba de la distinción de ser la rara rival para la que Trump no tenía un apodo asesino.

Si Pelosi y su fría conducta alguna vez intimidaron a Trump, eso se acabó.

El jueves, cuando CNN le preguntó al presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, demócrata por Nueva York, cuándo se enviarían los artículos al Senado, Nadler respondió: “Deben ser enviados a su debido tiempo”.

Incluso si la Cámara de Representantes decide pasar los artículos al Senado (lo cual no es un hecho completo), el daño por haber dudado ya está hecho.

¿Qué se interpone en el camino? Pelosi le respondió a los periodistas: “Esperamos que haya un proceso justo”. ¿Justo como las audiencias de impugnación de la Cámara de Representantes, para las cuales el resultado estaba preordenado?

Pelosi sugirió que estaba usando el retraso para hacer palanca. Dijo que quería esperar para ver las reglas básicas de un juicio en el Senado antes de nombrar a los “gerentes” de la Cámara de Representantes que servirían como fiscales.

Y Pelosi tiene tanto derecho a decirle al Senado cómo llevar a cabo su juicio político como el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, le habría dicho a Pelosi cómo llevar a cabo su juicio político.

El acto de Pelosi como un reacio a la impugnación que se vistió de negro para reconocer la solemnidad de la ocasión fue inteligente, si no sincero. Lo mismo que su amplio uso de la famosa cita de Ben Franklin, dicha en respuesta a una pregunta sobre qué tipo de gobierno provendría de la Convención Constitucional de 1787. “Una república, si puedes mantenerla”, Franklin supuestamente respondió.

Los funcionarios elegidos deben votar para anular una elección por su cuenta y riesgo, pero los demócratas de la Cámara de Representantes obtuvieron un resultado que saben que podría ser contraproducente: una impugnación, si pueden mantenerla.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
¿Cuál es la pareja ideal?

Según las teorías e investigaciones de diversos psicólogos, las relaciones con amigos, hermanos, novios y amantes o esposos dependerán de cómo nos relacionamos en la infancia con nuestra madre, padre y persona que nos cuidó.

¿Cuál es el futuro del TPS?

La Corte del Noveno Circuito, del cual Las Vegas es parte, acaba de decidir que la administración actual tiene el derecho de terminar el TPS.

La perspectiva desde lo más profundo del frenético ruido

Durante una entrevista –exclusiva- antes de aparecer en el escenario, el presidente Donald Trump tuvo claro quién era el culpable de la decisión de su campaña de organizar un mitin bajo techo en Henderson: el gobernador de Nevada, Steve Sisolak.

¿Educación emocional? Ahora más que nunca

El confinamiento ha producido en los alumnos consecuencias psicológicas, que van desde “la aparición de una mayor agresividad e irascibilidad, un incremento de rabietas, hasta un retroceso en el control de esfínteres en los más pequeños”, según han señalado algunos psicólogos clínicos y educativos, cuyos estudios aparecen citados en Educaweb.com.

Sí, la hipocresía enferma

Cada día entiendo menos al mundo. La hipocresía es nuestra forma más “normal” de comunicarnos. Hemos llegado al espacio, hemos descubierto muchas cosas, la tecnología nos domina, a pesar de sus fallas. Como el internet, del que dependemos y aún sigue fallando, no importa cuán cara sea la cuenta. Pero es sorprendente lo poco que hemos crecido como seres humanos.

Dejen al presidente (s) en paz

La decisión del fiscal general Bill Barr, de defender una demanda civil por difamación, presentada contra el presidente Donald Trump generó muchas críticas.

Detenme antes de tuitear

Cuando los adultos jóvenes que comienzan una carrera en el periodismo o en el servicio público me preguntan si deberían crear una cuenta de Twitter y unirse a la refriega, todos obtienen la misma respuesta.

Mirarse al espejo y revisar las prácticas racistas

En Estados Unidos hay más o menos 3,5 millones de profesionales ejerciendo el magisterio. El 79% de ellos son blancos y el 76 % del total son mujeres. Y así ha sido durante las últimas dos décadas, aun después de los esfuerzos realizados por promover la importancia de la diversidad racial en el seno de las instituciones dedicadas a la educación.