52°F
weather icon Drizzle

Los demócratas se apresuraron para impugnar a Trump, y luego se detuvieron

WASHINGTON — Imagínate que hay un juicio por asesinato que lleva meses e involucra a muchos testigos, entonces, al final, el fiscal anuncia que ha hecho un gran trabajo argumentando la culpabilidad, y que no va a enviar el caso al jurado.

Eso es más o menos lo que pasó el miércoles por la noche después de que la Cámara de Representantes Demócrata votara para impugnar al Presidente Donald Trump. Con una victoria en su columna, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, tuvo que confesar que no estaba preparada para enviar los artículos al Senado republicano.

¿Puedes decir “farsa”? Porque eso es lo que fue esencialmente el esfuerzo de la impugnación. Los demócratas de la Cámara de Representantes siguieron cambiando las ofensas que dijeron que merecían destituir a Trump de la Oficina Oval, ya que abandonaron el espíritu bipartidista que una vez consideraron esencial.

En septiembre, cuando se enteró de que un informante a quien no le caía bien Trump le pidió al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, que investigara los trapos sucios del ex vicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter, Pelosi no esperó a recibir más información. A decir de una persona anónima, no pudo esperar para anunciar que lanzaría una impugnación.

No hubo apoyo republicano.

El primero de los dos artículos de la impugnación fue aprobado por las líneas del partido por un margen de 230 a 197, con ningún republicano votando a favor, dos demócratas votando en contra y la representante Tulsi Gabbard, demócrata por Hawái, votando presente ya que prefería la censura a la impugnación.

Uno de esos dos demócratas, el representante Jeff Van Drew de Nueva Jersey, anunció el jueves en la Casa Blanca que se unía al GOP (Partido Republicano). Trump lo apoyó inmediatamente.

Después de la gran votación, habiendo ganado lo que querían durante tres años, los demócratas dejaron de actuar.

Con un voto de dos tercios de la mayoría que el Senado republicano necesitaba para condenar y destituir a Trump, los demócratas de la Cámara de Representantes saben cómo va a terminar esto. Así que después de apresurarse a impugnar, están intentando ganar tiempo.

Durante su conferencia de prensa semanal del jueves, Pelosi evadió las preguntas sobre la impugnación. Fue una acción que desmintió su afirmación de que ella sentía “que era una gran acción gracias a la moral de nuestros miembros”.

Antes del miércoles por la noche, Pelosi parecía tan hábil en las maneras de Washington que disfrutaba de la distinción de ser la rara rival para la que Trump no tenía un apodo asesino.

Si Pelosi y su fría conducta alguna vez intimidaron a Trump, eso se acabó.

El jueves, cuando CNN le preguntó al presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, demócrata por Nueva York, cuándo se enviarían los artículos al Senado, Nadler respondió: “Deben ser enviados a su debido tiempo”.

Incluso si la Cámara de Representantes decide pasar los artículos al Senado (lo cual no es un hecho completo), el daño por haber dudado ya está hecho.

¿Qué se interpone en el camino? Pelosi le respondió a los periodistas: “Esperamos que haya un proceso justo”. ¿Justo como las audiencias de impugnación de la Cámara de Representantes, para las cuales el resultado estaba preordenado?

Pelosi sugirió que estaba usando el retraso para hacer palanca. Dijo que quería esperar para ver las reglas básicas de un juicio en el Senado antes de nombrar a los “gerentes” de la Cámara de Representantes que servirían como fiscales.

Y Pelosi tiene tanto derecho a decirle al Senado cómo llevar a cabo su juicio político como el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, le habría dicho a Pelosi cómo llevar a cabo su juicio político.

El acto de Pelosi como un reacio a la impugnación que se vistió de negro para reconocer la solemnidad de la ocasión fue inteligente, si no sincero. Lo mismo que su amplio uso de la famosa cita de Ben Franklin, dicha en respuesta a una pregunta sobre qué tipo de gobierno provendría de la Convención Constitucional de 1787. “Una república, si puedes mantenerla”, Franklin supuestamente respondió.

Los funcionarios elegidos deben votar para anular una elección por su cuenta y riesgo, pero los demócratas de la Cámara de Representantes obtuvieron un resultado que saben que podría ser contraproducente: una impugnación, si pueden mantenerla.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Cosas que nunca le dije a Sheldon Adelson

Los críticos filosos salieron en enero de 2017 cuando llegué a Washington como corresponsal en la Casa Blanca del Review-Journal (RJ). Verá usted, trabajo para lo que a los regañones les gustaba llamar “el periódico de Sheldon Adelson”, y eso es un rotundo no-no.

¿Qué nos espera en este 2021?

Para muchos, aunque el 2020 fue un año muy duro, el 2021 será aún más difícil. ¿Por qué? Porque muchos tuvieron ayuda del gobierno en el 2020. Beneficios como el desempleo, días de vacaciones, préstamos para negocios, ayuda de agencias de gobierno o privadas ayudaron a muchos.

¿Los políticos son sexólogos?

Hoy de nuevo vuelvo a enfatizar que los políticos no son sexólogos y que varias instituciones e intereses están empujándonos por el mal camino. La mal llamada “nueva educación sexual” es un desastre que tendrá pésimas consecuencias en la sexualidad humana, las familias y la salud mental del mundo.

Adiós a un reformista intrépido

El ex-senador del estado de Nevada, Joe Neal, siempre se inclinaba hacia los molinos de viento.

Cómo iniciar una guerra civil

Una cosa que la derecha siempre pretendió fue la creencia de que, a diferencia de Black Lives Matter y las protestas por la justicia social, el Tea Party y las posteriores manifestaciones del MAGA eran un discurso político pacífico, aunque a veces profano.

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr

“Algunos investigadores hambrientos de realidad tuvieron la audacia… de contemplar la enfermedad desde otro prisma, buscando lo que la desencadenaba en lo que no es material, en la memoria de la angustia, acercándose tanto a la mente como a la genética. Lo que describieron y las curaciones obtenidas revolucionaron el arte terapéutico y la civilización entera”. Patrick Obissier.

Los republicanos del Congreso se separan del presidente Trump

“Así que pasamos toda una elección de mi lado de la cerca hablando de ‘Tenemos que luchar contra el socialismo’. Y ahora vas a tirar medio billón de dólares” sin “absolutamente ningún objetivo” para los asalariados económicamente perjudicados por el ¿coronavirus?

Cuatro cambios para hacer que el Año Nuevo sea venturoso

Si está leyendo esto, felicidades ha sobrevivido al 2020. Quizá llego al 2021 de “panzazo”, aruñando, o tal vez sin mayor percance. Sea cual sea su situación, todos esperamos un mejor 2021. ¿Qué puede hacer para asegurar que este año sea más seguro para usted y su familia? Hoy hablaremos de cuatro cosas importantes:

Lo que dejó 2020 para la educación en EE.UU.

“Que hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen”, afirmaba el famoso escritor Oscar Wilde. Así, fuera a favor o en contra, con la designación de Betsy Devos como secretaria de Educación del gobierno de Donald Trump y con la llegada de la pandemia, el tema de las opciones escolares (school choice) recibió más atención en los últimos cuatro años que en cualquier otro momento de la historia.