69°F
weather icon Clear

Los demócratas se apresuraron para impugnar a Trump, y luego se detuvieron

WASHINGTON — Imagínate que hay un juicio por asesinato que lleva meses e involucra a muchos testigos, entonces, al final, el fiscal anuncia que ha hecho un gran trabajo argumentando la culpabilidad, y que no va a enviar el caso al jurado.

Eso es más o menos lo que pasó el miércoles por la noche después de que la Cámara de Representantes Demócrata votara para impugnar al Presidente Donald Trump. Con una victoria en su columna, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, tuvo que confesar que no estaba preparada para enviar los artículos al Senado republicano.

¿Puedes decir “farsa”? Porque eso es lo que fue esencialmente el esfuerzo de la impugnación. Los demócratas de la Cámara de Representantes siguieron cambiando las ofensas que dijeron que merecían destituir a Trump de la Oficina Oval, ya que abandonaron el espíritu bipartidista que una vez consideraron esencial.

En septiembre, cuando se enteró de que un informante a quien no le caía bien Trump le pidió al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, que investigara los trapos sucios del ex vicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter, Pelosi no esperó a recibir más información. A decir de una persona anónima, no pudo esperar para anunciar que lanzaría una impugnación.

No hubo apoyo republicano.

El primero de los dos artículos de la impugnación fue aprobado por las líneas del partido por un margen de 230 a 197, con ningún republicano votando a favor, dos demócratas votando en contra y la representante Tulsi Gabbard, demócrata por Hawái, votando presente ya que prefería la censura a la impugnación.

Uno de esos dos demócratas, el representante Jeff Van Drew de Nueva Jersey, anunció el jueves en la Casa Blanca que se unía al GOP (Partido Republicano). Trump lo apoyó inmediatamente.

Después de la gran votación, habiendo ganado lo que querían durante tres años, los demócratas dejaron de actuar.

Con un voto de dos tercios de la mayoría que el Senado republicano necesitaba para condenar y destituir a Trump, los demócratas de la Cámara de Representantes saben cómo va a terminar esto. Así que después de apresurarse a impugnar, están intentando ganar tiempo.

Durante su conferencia de prensa semanal del jueves, Pelosi evadió las preguntas sobre la impugnación. Fue una acción que desmintió su afirmación de que ella sentía “que era una gran acción gracias a la moral de nuestros miembros”.

Antes del miércoles por la noche, Pelosi parecía tan hábil en las maneras de Washington que disfrutaba de la distinción de ser la rara rival para la que Trump no tenía un apodo asesino.

Si Pelosi y su fría conducta alguna vez intimidaron a Trump, eso se acabó.

El jueves, cuando CNN le preguntó al presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, demócrata por Nueva York, cuándo se enviarían los artículos al Senado, Nadler respondió: “Deben ser enviados a su debido tiempo”.

Incluso si la Cámara de Representantes decide pasar los artículos al Senado (lo cual no es un hecho completo), el daño por haber dudado ya está hecho.

¿Qué se interpone en el camino? Pelosi le respondió a los periodistas: “Esperamos que haya un proceso justo”. ¿Justo como las audiencias de impugnación de la Cámara de Representantes, para las cuales el resultado estaba preordenado?

Pelosi sugirió que estaba usando el retraso para hacer palanca. Dijo que quería esperar para ver las reglas básicas de un juicio en el Senado antes de nombrar a los “gerentes” de la Cámara de Representantes que servirían como fiscales.

Y Pelosi tiene tanto derecho a decirle al Senado cómo llevar a cabo su juicio político como el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, le habría dicho a Pelosi cómo llevar a cabo su juicio político.

El acto de Pelosi como un reacio a la impugnación que se vistió de negro para reconocer la solemnidad de la ocasión fue inteligente, si no sincero. Lo mismo que su amplio uso de la famosa cita de Ben Franklin, dicha en respuesta a una pregunta sobre qué tipo de gobierno provendría de la Convención Constitucional de 1787. “Una república, si puedes mantenerla”, Franklin supuestamente respondió.

Los funcionarios elegidos deben votar para anular una elección por su cuenta y riesgo, pero los demócratas de la Cámara de Representantes obtuvieron un resultado que saben que podría ser contraproducente: una impugnación, si pueden mantenerla.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Una afrenta contra la libertad

Uno de los argumentos más poderosos, cuando se habla del acceso a opciones escolares, es la premisa de que los estudiantes tengan la prerrogativa de asistir a una escuela diferente a la que ha sido dictada por su código postal. Cada estudiante debería tener el derecho a transferirse de escuela si está inconforme con la calidad de su experiencia.

Dos buenos libros, dos grandes periodistas

Con un buen ‘clavado’ en los archivos de la otrora Dirección Federal de Seguridad, Jorge Fernández Menéndez reconstruye el asesinato del empresario regiomontano Eugenio Garza Sada y muestra, con documentos desclasificados del Archivo General de la Nación, que el gobierno de Luis Echeverría sabía, con más de un año de anticipación, quiénes y dónde planeaban su secuestro.

Bernie Sanders es tan malo para México como Trump

Cuando se trata de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y México, el candidato presidencial demócrata Bernie Sanders está tan despistado y es tan deshonesto como el presidente Donald Trump. ¡Y eso es mucho decir!

Inteligencia Artificial y el futuro de la educación

A fin de eliminar la pobreza para 2030, un plan diseñado por la United Nations Educational, Scientific, and Cultural Organization (UNESCO), establece como una de las metas más importantes garantizar el acceso a una educación de calidad.

¿Llegó la hora de lanzamientos clandestinos de ayuda humanitaria a Venezuela?

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, ganó una batalla importante al vencer el torpe intento de la dictadura de Nicolás Maduro de dar un golpe legislativo y reemplazarlo como líder parlamentario. Pero para evitar que esta victoria sea pasajera, Guaidó tendrá que ir a la ofensiva y tomar medidas mucho más audaces.

La industria de la tecnología y la diversidad de pensamiento

Ivanka Trump estaba calificada para hablar en CES 2020, lo cual puede ser el motivo por el cual algunos críticos no querían que lo hiciera.

Las vacantes de trabajo de la CCEA revelan su hipocresía

El sindicato de maestros más grande de Nevada trata a sus propios empleados de manera muy diferente a como insiste que el Distrito Escolar maneja a los maestros.

Hacia la humanización del sistema educativo

Gracias a investigaciones y prácticas, los educadores han reconocido que el crecimiento emocional y social de los estudiantes es de suma importancia y está íntimamente ligado al crecimiento académico.

El repentino silencio de Trump sobre Venezuela

La catástrofe humanitaria de Venezuela ha desaparecido de los titulares de los principales periódicos de Estados Unidos desde que las bravuconadas del presidente Trump contra el dictador venezolano Nicolás Maduro han probado ser amenazas vacías, y el presidente estadounidense habla cada vez menos del tema. ¡Es hora de volver a poner a Venezuela en las primeras planas!