70°F
weather icon Clear

Los republicanos enojados eligen “comerse a los suyos”

La división intelectual más marcada en la política actual no es entre liberales y conservadores, demócratas y republicanos o la extrema izquierda y la derecha de Trump.

En cambio, es la división entre ideólogos y pragmáticos, aquellos que ven el mundo como piensan que debería ser, versus aquellos que lo ven como es.

Eso es en parte lo que hay detrás de la inexplicable censura emitida por el Comité Central del Partido Republicano de Nevada el 10 de abril contra la secretaria de Estado republicana Bárbara Cegavske por presuntamente no abordar las denuncias de fraude electoral en las elecciones de 2020.

Por una votación de 226 a 212, Cegavske fue censurada por “ignorar su juramento de cargo al no investigar el fraude electoral, sus declaraciones públicas desdeñosas con respecto a preocupaciones sobre la integridad de las elecciones y su incumplimiento de la ley electoral federal y de Nevada, estas acciones siendo al menos parcialmente causal en noviembre de 2020 irregularidades electorales y fraude”.

Cada palabra de esa oración está mal.

Primero, las acusaciones no son evidencia. En todos los foros legales donde se han adjudicado reclamos de fraude electoral, estos han sido rechazados, hasta e incluso la Corte Suprema de los EE.UU.

En segundo lugar, Cegavske está investigando acusaciones de fraude. Aunque el Partido Republicano hizo un gran teatro al entregar más de 122,000 denuncias de fraude, la oficina de Cegavske encontró menos de 4,000 creíbles. Pero su oficina anunció públicamente que estaba investigando esas posibles violaciones. (Donald Trump, por cierto, perdió el estado por más de 33,000 votos).

En tercer lugar, Cegavske ha dicho repetidamente que no hubo un fraude electoral generalizado en las elecciones de 2020. Según la evidencia registrada, esa declaración no es tan despectiva como precisa.

En cuarto lugar, Cegavske no solo se aseguró de que se cumpliera la ley, sino que lo hizo incluso cuando no estaba de acuerdo con ella. Antes de que la Legislatura dictaminara que las elecciones durante emergencias como la pandemia se realizarían principalmente por correo, Cegavske dijo que la medida era innecesaria. Pero cuando el gobernador firmó la ley, ella la cumplió.

Eso es lo opuesto a hacer caso omiso de su juramento al cargo.

Si alguien está ignorando algo, es el comité central ignorando el historial de Cegavske. Sus credenciales como republicana conservadora durante sus años en la Legislatura son intachables.

Además, Cegavske le mostró al Partido Republicano de Nevada precisamente cómo ganar una elección estatal: perdió el Condado Clark en 2018, pero ganó todos los demás condados, incluido el estrecho voto decisivo en Washoe.

Lejos de ser una censura, se merece un elogio por ser la única republicana que mantiene una oficina en todo el estado.

A pesar de sus opiniones políticas, cuando Cegavske asumió el cargo de secretaria de Estado en 2014, dejó de lado el partidismo para llevar a cabo elecciones sin indicios de parcialidad, como debería ser.

“Lamentablemente, los miembros de mi propio partido político han decidido censurarme simplemente porque están decepcionados con el resultado de las elecciones de 2020”, dijo Cegavske en un comunicado. “Si bien he sido leal al Partido Republicano de Nevada durante mis más de dos décadas como funcionario electo, he sido inquebrantable en mi compromiso de supervisar las elecciones y administrar las leyes electorales de Nevada de una manera neutral y no partidista.

“Mi trabajo es llevar a cabo los deberes de mi oficina según lo promulgado por la Legislatura de Nevada, no ‘llevar agua’ para el Partido Republicano del estado o poner mi pulgar en la escala de la democracia. Desafortunadamente, los miembros de mi propio partido continúan creyendo que las elecciones generales de 2020 se llevaron a cabo con fraude, y que de alguna manera yo participé en ello, a pesar de la falta total de pruebas que respalden esa creencia”.

De hecho, si Cegavske estuviera dispuesta a poner su pulgar en la balanza, no sería para ayudar a Joe Biden. Incluso después de que sus compañeros republicanos se hayan vuelto contra ella, Cegavske no muestra ninguna inclinación a abandonar sus creencias y abandonar el partido.

Pero esta es una mutación peculiar del Partido Republicano, una que no vive solo de pan, sino de cada palabra que sale de la boca de Trump. Como la lealtad es tan buena como su objeto, la historia será cruel con los 226 que votaron por la censura.

Mientras tanto, los demócratas de Nevada deberían considerar enviar a Shawn Meehan, el republicano del Condado Douglas autor de la resolución de censura, una canasta de frutas y una sincera nota de aliento, incluso si está claro que habla en nombre de una facción cuya comida preferida, es comerse la suya.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
La mujer y su techo de cristal

Hace tiempo leí sobre el techo de cristal que impide a las mujeres lograr sus sueños, desarrollarse como profesionales y ser “alguien” en el espacio laboral, además de mamá y esposa. Pero, esto lo entendí mejor, en carne propia, cuando pude ganar un sueldo mayor que el del presidente Obama, pero al que renuncié por ser íntegra y defender mi dignidad. Yo viví lo que los libros decían del famoso “techo de cristal” al que nos obliga la sociedad. Dicen que las reglas han cambiado, pero no es así.

Economía, protección y justicia penal

La Asamblea Legislativa de Nevada está inmersa en su sesión anual, pero el progreso ha sido lento en una serie de temas importantes. Con sólo un mes restante, los legisladores deben aprovechar la oportunidad para propiciar el impulso de la economía, la protección contra pandemias futuras y la reforma del sistema de justicia penal. Si lo hacen, la comunidad hispana de Nevada estará entre los más beneficiados.

El gobierno estadounidense necesita dos para bailar tango

El ex-senador de Nevada Harry Reid dijo la semana pasada algo inesperado, especialmente para un hombre que dirigió a los demócratas en el Senado durante 12 años.

Nadie se mete entre dos que están bien

Discutí sobre el engaño en la pareja con dos grandes amigos, Erick Cuesta y Orlando Segura, en mi programa de las redes dranancy.com. Ellos consideran que viven en un mundo no solo machista, ya que hay mujeres que son infieles y además son independientes. Orlando insiste: ¿qué hacemos después? ¿Limarse los cachos y seguir?

Mi marido se fue con otra

Según mi gran amigo, el Dr. Carlos Lugo, ido a destiempo por causa del maldito COVID-19 (días después de grabar el show “Dra. Nancy”), estas serían las posibles razones de que un marido se vaya con otra:

El poder económico de los migrantes en Nevada

Cada año, de febrero a abril, los adultos residentes en Estados Unidos deben presentar su declaración de impuestos. 2021 no es la excepción.

El error no forzado de Pickard puede ser un fracaso en 2022

Para un tipo que ganó su elección por solo 24 votos, el senador del estado de Nevada, Keith Pickard, siempre caminaba por la cuerda floja, y sin red que lo proteja de una estrepitosa caida.