¿Me conviene declararme en bancarrota ?

Como hemos mencionado en los últimos artículos, muchos vinimos a este país en busca del sueño americano. Pero para muchos, la inexperiencia financiera, la habilidad de obtener crédito fácilmente o algún suceso imprevisto les ha llevado a estar endeudados.

Para muchos la deuda es más de lo que pueden controlar o reducir. ¿Cómo saber si una bancarrota es la solución?

Primeramente, no hay un número de deuda específica para declararse en bancarrota. Para una persona $10,000 de deuda puede ser suficiente, mientras para otra persona $50,000 de deuda todavía no sería suficiente para declararse en bancarrota. ¿Por qué? Porque mucho depende de su ingreso.

Si sus ingresos no son lo suficientes para eliminar su deuda en 24-36 meses, entonces debe hablar con un abogado de bancarrota. Si solo está pagando los intereses y multas, sin bajar el principal de su deuda, debe asesorarse sobre una bancarrota.

Si está atrasado en pagos, si agencias de colecciones lo llaman a diario, si ha tenido que pedir préstamos de “día de pago” a altos intereses, si tiene gastos médicos altos, si le han reposeído un carro o casa, si debe de impuestos, todas estas deudas son base para una bancarrota.

¿Qué deudas se pueden eliminar? Casi todas las deudas ya mencionadas pueden ser eliminadas casi inmediatamente. Las deudas que no se pueden eliminar generalmente son: préstamos para estudiar, manutención de ex cónyuges o hijos, impuestos recientes (impuestos de años previos si se pueden eliminar cumpliendo ciertos requisitos). También deudas incurridas por fraude no pueden eliminarse.

El proceso es rápido, durando menos de 6 meses por lo general. Una bancarrota le afecta por un periodo de 7 años, aunque permanece en su crédito hasta 10 años. Generalmente, de inmediato ya tendrá nuevas ofertas de crédito, pero a un interés alto. Cada caso varía, pero Si maneja bien su crédito, en 2 años ya puede obtener crédito a intereses razonables.

Si esta por perder su casa o carro, puede detener la reposesión de estos con una bancarrota. Los bancos serán forzados a aceptar un plan de pagos que usted pueda cumplir con sus ingresos. Muchos han podido salvar sus casas con este plan. Bajo este tipo de bancarrota, el capítulo 13, generalmente se hace un plan de pagar la deuda. No se tiene que pagar la deuda entera, pero si hay que pagar lo que uno puede pagar con sus ingresos.

¿Qué hay de los planes de consolidar deudas? Para pocas personas esto funciona. Pero más del 80% de planes de consolidar fracasan. Antes de empezar uno de estos planes, que pueden durar años, es mejor consultar con un abogado.

Recuerde que solo un abogado puede acudir con usted a la corte de bancarrota. Si un notario o personal de un multi-servició llena su petición de bancarrota, usted tendrá que ir solo a la corte para enfrentar al juez. Esto puede tener malas consecuencias. Muchos de los casos que atiendo en mi oficina son casos que fueron mal hechos por otros que no son abogados. Casi siempre hay que empezar desde el principio y con gastos adicionales.

Si tiene cualquier pregunta sobre bancarrota consulte con un abogado de confianza.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like