México Pisado

“Educación no es lo que has memorizado o siquiera lo que sabes. Es poder distinguir entre lo que sabes y lo que no”.

Anatole France

Una vez más México tiene un pésimo desempeño en la prueba PISA. Nuestro país ocupa el último lugar de los 34 países de la OCDE en las tres categorías de evaluación: matemáticas, lectura y ciencias. En la lista más amplia, que incluye a 65 países o ciudades, nos ubicamos en el puesto 54.

Los países y ciudades de Asia muestran un desempeño cada vez mejor en el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes mejor conocido como PISA, que se ha aplicado en esta ocasión a 510 mil estudiantes de entre 15 y 16 años de edad. Quizá este desempeño explica el auge económico de los países asiáticos en las últimas décadas.

Los estudiantes de Shanghai, la ciudad china, han obtenido una vez más los mejores resultados en las tres especialidades evaluadas: matemáticas, lectura y ciencias. Singapur está en segundo lugar en matemáticas y tercero en lectura y ciencias. Hong Kong, nominalmente parte de China aunque con un desarrollo mucho mayor, está tercero en matemáticas, pero segundo en lectura y ciencias.

México se encuentra muy atrás de estos ganadores. Pero el problema no es solamente de nuestro país sino de toda Latinoamérica. Chile nos ha rebasado, pero otros países se encuentran más rezagados que el nuestro: Uruguay, Costa Rica, Brasil, Argentina, Colombia y Perú, que está en el último lugar de los 25 países evaluados.

México tuvo una mejoría notable entre 2003 y 2012 en la prueba de matemáticas, sin que por eso abandonara los últimos lugares. El avance se ha mantenido, aunque a un ritmo más lento entre 2012 y 2013. En lectura y ciencias los resultados de los estudiantes mexicanos se han mantenido estables.

Muchos factores parecen incidir en los desempeños de los alumnos de distintos países. Uno de ellos, me dice el especialista en educación Eduardo Andere, es simplemente el grado académico de los estudiantes que toman la prueba. En algunos países es mayor el número de estudiantes de preparatoria mientras que en otros, como Finlandia, la enorme mayoría o todos están en tercero de secundaria. Un grado más incide en el resultado. En México un 60 por ciento de los estudiantes que toman la prueba PISA son de preparatoria, pero a pesar de eso quedan muy atrás de los alumnos de secundaria de Finlandia.

La calidad de los maestros es un factor importante en el resultado. También lo es el número de alumnos en cada salón de clases. En algunos países hay un mayor énfasis en la presentación de exámenes estandarizados como PISA. De hecho, en los países de Asia, como China, Corea del sur y Japón, la presión para tener buenos resultados en estos exámenes es brutal.

En México la actitud es exactamente la contraria. Aquí tenemos un poderoso movimiento político, el de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que busca impedir la realización de evaluaciones o cuando menos evitar que el resultado de los exámenes sea el criterio para definir las contrataciones de maestros o su permanencia frente al salón de clases. En caso de que haya evaluaciones, según la CNTE, éstas no deben llevar a la destitución de ningún maestro y deben adaptarse en todo caso para que sean más fáciles en entidades como Oaxaca. A muchos de los docentes en el mundo les sorprendería, por otra parte, saber que los maestros en México pueden dejar de asistir a clases durante tres meses y todavía recibir su paga completa.

Mejorar el desempeño en matemáticas, lectura y ciencias es indispensable. Pero hay que tener cuidado de no caer en un sistema en el que los exámenes sean más importantes que la misma educación.

· BONOS Y PROMOCIÓN

Los líderes de la Asamblea Legislativa del D.F. se reparten 14 millones de pesos de bono. El jefe de Gobierno gasta 37 millones de pesos para promoverse con motivo de su Informe de Gobierno. Con razón la Ciudad de México necesita el fondo de capitalidad. Con razón el gobierno federal debe subir los impuestos a los mexicanos.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like