58°F
weather icon Clear

No pasa nada… pero va a pasar

Los puntos débiles del PRI para las próximas elecciones van a ser los señalamientos de corrupción no atendidos.

Hasta por sentido de sobrevivencia deberían reaccionar en el gobierno.

Da la impresión de que todavía no calibran el enojo de la población contra la tolerancia a los negocios obscuros y la negligencia no castigada.

Y esto no empezó con el socavón, aunque es parte importante del agua que desde hace rato derrama el vaso.

Todo comenzó con el huracán Manuel, al inicio del sexenio, en que el 80 por ciento de las viviendas afectadas en Acapulco fueron construidas sobre humedales. Un negocio que se hizo en 2003, al pasar el uso de suelo de agrícola a habitacional para que el grupo GEO hiciera viviendas de interés social.

El titular de Sedatu al comienzo de la administración, Jorge Carlos Ramírez Marín, prometió castigo en 40 días para los responsables de la tragedia al autorizar una trampa para miles de familias: el exalcalde de Acapulco Alberto López Rosas y el exdelegado de Conagua en Guerrero, Jorge Octavio Mijangos Borja.

No pasó nada. Fue el banderazo para que cada quien haga lo que le venga en gana. En lugar de mandar el mensaje de que la corrupción tiene nombre y apellidos y no es privativa de un partido, la asumieron como algo natural.

Ahora tenemos nuevamente en escena el tema del socavón en el Paso Express de Cuernavaca, al darse a conocer que la obra que se vino abajo y mató a dos personas se hizo sin un proyecto ejecutivo (igual que la Línea 12 del Metro, otro caso de impunidad), lo que encareció el costo en 714.6 millones de pesos más de lo presupuestado.

Lo anterior lo informó la Secretaría de la Función Pública, es decir el gobierno. ¿Y las sanciones? ¿Habrá que esperar otros tantos meses para tener noticias?

Además, la falta de proyecto ejecutivo explica el encarecimiento de la obra (más carriles que no estaban proyectados), pero no que se haya formado un hoyo en el que murieron por asfixia un padre y un hijo.

No hay nada contra los que debieron cambiar el drenaje que ocasionó la acumulación de agua y en consecuencia el socavón.

Y ante los resultados de la tragedia y hasta con la investigación del propio gobierno, nadie renuncia. Por favor. Nada más se necesitan dos centímetros de tantita madre. Y de no dañar más la imagen del gobierno y su partido que en unos meses estará contendiendo por la Presidencia de la República.

Volvimos al socavón cuando todavía no salimos de la “estafa maestra”, que pudieron haber solucionado desde principio de año y hoy ya no sería motivo de enojo.

El 16 de febrero la reportera Mariana León dio a conocer en El Financiero que tres mil 400 millones de pesos se habían entregado a empresas fantasma, por parte de universidades, que a la vez habían recibido contratos por siete mil millones de pesos de dependencias del gobierno.

¿Por qué no se actuó? Las cifras estaban ahí, publicadas. Y llegó el ramalazo de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, más Animal Político, con el trabajo más investigado y una precisión encomiable, así como una gran difusión mediática que puso al gobierno contra las cuerdas.

¿Por qué no actuaron en su momento? ¿Para qué esperar a que les estalle la bomba?

Y eso que todavía no hablamos de Odebrecht. ¿De veras creen que ya nadie se va a acordar del tema?

Todo va a salir en campaña y aunque cambien los estatutos para llevar al Papa Francisco como candidato la gente le va a cobrar al PRI.

Si hubiesen actuado a tiempo no estaría la sociedad tan enojada como está.

Y ahora no hay fuerza para castigar los escándalos en otros partidos y dirigentes políticos que se presentan como impolutos cuando sólo son intocables por ser de oposición.

Vaya, ni siquiera hay fuerza para aplicarle la ley al delegado en Tláhuac que está hasta la nariz con el narcomenudeo.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Violencia en Estados Unidos: Detengamos este disparate

Estados Unidos se ha convertido en un país sumamente violento. En este país hay más armas letales que personas viven aquí. Lo peor es que están en manos de jóvenes, y de cualquiera que tenga dinero para comprarlas.

El caso de Epstein todavía se usa para difamar a Acosta

Antes de que lo encontraran muerto en una celda de la cárcel de Nueva York, en lo que un forense describió como un suicidio, Jeffrey Epstein era un abusador sexual en serie -súper rico- con conexiones políticas impecables y una racha despiadada. Un año después de su muerte, Epstein acecha a un sistema de justicia penal que falló a sus muchas víctimas.

La validez pedagógica de la danza

A propósito de que el 16 de noviembre se celebra el Día Internacional del Flamenco, nos interesa explorar la función que la danza juega en el ámbito educativo. En sánscrito, la palabra danza quiere decir «anhelo de vivir». Y de ahí que a esta práctica se le atribuyen beneficios que traspasan los límites de lo corporal y se percibe como un medio capaz de expresar las emociones y los sentimientos.

Dos preocupantes pandemias

Hablar con el gran amigo Tony Jiménez, siempre es una delicia. Tengo que agradecer a mi nuevo programa, “Dra. Nancy”, que me ha permitido volver a entrevistar a seres inteligentes, con los que crezco y aprendo, y que aman, como yo, servir y ayudar.

¿Por qué renuncian masivamente los maestros?

Tres de cada cinco llamadas de parte de los administradores de las escuelas de D.C., tienen como objetivo plantear la renuncia permanente a sus funciones. Una de las razones más contundentes es la falta de moral, asociada con el desconocimiento de los procesos implicados en la reapertura de los planteles escolares.

Susan Collins venció al Proyecto Lincoln

Los largos cuchillos, bien afilados, estaban listos para la senadora Susan Collins, republicana de Maine.