Regale un corazón saludable en el día del amor y la amistad

Febrero es el mes dedicado al corazón, y hoy es el día dedicado al amor y a la amistad. El 14 de febrero, celebrado como “el Día de San Valentín” o “El Día del amor y la amistad”, también es la ocasión para celebrar y darle su lugar al corazón, el órgano que nos permite vivir, que se mueve noche y día, cada instante sin parar desde que nacemos y también es el símbolo del amor.

El 14 de febrero es la ocasión para dar y recibir flores, chocolates, una cena, momentos de romanticismo y el disfrute en pareja. Qué bueno que hay un día dedicado al amor.

Pero también conviene vincular la celebración con lo que en verdad es el corazón, el órgano que materialmente bombea la sangre que nutre nuestro ser. Por ese sencillo hecho todas las personas deberíamos cuidar el corazón como quizá cuidamos el dinero o aquello que más nos gusta.

Dice la Asociación Americana del Corazón que cada 80 segundos muere una mujer víctima de un ataque cardíaco o alguna enfermedad del corazón. Pero no solo las mujeres son afectadas por enfermedades del corazón; los hombres también y de hecho las fallas en el sistema cardíaco son la causa más común de muerte.

Por eso en este día del amor y la amistad, además de regalar buenos momentos, chocolates y flores sería bueno regalar salud.

Sí, regalar un corazón saludable es como regalar vida, pero de verdad y no solo de dicho como rezan los versos de las canciones. Porque es bien fácil cantar “te regalo mi corazón”. En cambio es difícil pero es lo mejor mantener un corazón saludable.

Si de verdad se desea manifestar amor pues esa es una buena manera: darle salud al corazón, que con ello se mantiene lo demás y dura más allá de un 14 de febrero.

Para eso la Asociación Americana del Corazón ofrece algunas recomendaciones.

– Vaya con el médico (aunque no le duela el corazón) y haga un chequeo para saber cómo está y saber si existe algún riesgo de enfermedad.

– Anime a su pareja, a sus familiares y amistades cercanas para que pongan atención a la salud de su corazón. Que tomen pequeños pero sostenidos pasos para hacer la vida más saludable y reducir los riesgos de las enfermedades cardíacas.

– Algunos de esos pasos son checar la presión y revisar con regularidad los niveles de colesterol y glucosa.

– Mejorar o cambiar el estilo de vida haciéndose activo; comiendo saludable, y desechando malos hábitos como fumar o beber.

Esas recomendaciones no son nuevas ni cosa del otro mundo. Es seguro que el lector se lo sabe casi de memoria porque lo enseñan en la escuela y los médicos lo recomiendan e incluso lo ordenan. Entonces probablemente la sugerencia de cuidar el corazón suene como algo repetitivo.

Pues sí, lo es. Es repetitivo pedir que la gente cuide su salud, que cuide y proteja el corazón. Y si la recomendación no le parece porque al fin y al cabo “es su vida” y usted “sabe lo que hace”, entonces vea que su pareja, su esposo (a), novi (a), no le gustaría saber que usted está o puede estar enfermo del corazón.

Si de verdad se piensa en la felicidad de la persona amada el mejor regalo que se le puede dar —y con duración de más allá de un día— es un corazón saludable. Y al decir corazón decimo vida pero también amor.

¿No cree que sería el mejor regalo dar un corazón saludable además de chocolates, peluches o globos?

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like