81°F
weather icon Clear

Seguridad, más cucharadas de mentiras

Se necesita mucha sangre fría para decir que “logramos estabilizar el crecimiento desmesurado, progresivo de la violencia”, luego de publicarse las cifras oficiales que ubican a 2019 como el año más violento de la historia del país desde que hay estadísticas.

Esa sangre fría la mostró ayer Andrés Manuel López Obrador. Inconcebible que el Presidente de la República se vanaglorie de una “estabilización” de cifras que nos ubican en el peor año en crímenes, feminicidios, extorsiones, secuestros y víctimas del delito en la historia nacional, desde la época de la Revolución.

En los diez meses de este año van 29 mil 574 homicidios dolosos. Esa cantidad de asesinatos no la conocíamos en México. Implican 2.1 por ciento más que en el año pasado (enero-octubre). Pero como la ciudadanía aguanta todo tipo de atoles y similares, ahí va otra cucharada de mentiras: “logramos” estabilizar el alza de la violencia.

Cero autocrítica, nadie renuncia, no hay estrategia. Se presume un falso triunfo: “logramos estabilizar” la violencia, en el que ha sido el año más violento en un siglo entero. De acuerdo con las cifras oficiales (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública) dadas a conocer la noche del miércoles, los secuestros aumentaron nueve por ciento en los diez primeros meses del año, en comparación con 2018.

El alza en las extorsiones fue de 35 por ciento a nivel nacional.

¿Cuál es el avance? ¿Dónde está el “logro” de la estabilización que presume el Presidente?

Las víctimas de delitos aumentaron en nueve por ciento. Se dispararon las cifras, que son personas. Capítulo aparte merece el incremento de los feminicidios, que fue mayor en 12 por ciento a los diez primeros meses del año anterior. Sí, aumentaron doce por ciento. Una barbaridad.

En el pasado reciente se organizaron marchas nocturnas con antorchas en protesta por los feminicidios –asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujeres. Ahora, los promotores de esas protestas, por disciplina de partido o por “no hacerle el caldo gordo a los conservadores”, callan y no alzan la voz.

Ya sabemos, con su silencio, que no protestaban contra la ineficacia gubernamental ante los feminicidios, sino que marchaban para favorecer la causa de un líder opositor. Solalinde es el mejor ejemplo de esa abyección. Llegó al poder el personaje que querían, y ellos con él, y guardan silencio ante la explosión de asesinatos de mujeres.

Con los hechos nos demuestran que no les importaban las víctimas, sino allanar el camino a su dirigente para que tomara posesión de la silla en Palacio Nacional.

Llegaron al poder indignados por la criminalidad y violencia que ciertamente azotaba al país, y prometieron bajarla al día siguiente de asumir la Presidencia porque era producto de la corrupción y ellos eran diferentes. Luego pidieron seis meses. Ahora, casi al cumplir un año en el gobierno, tienen a México hundido en el peor escenario de violencia en un siglo. Y falta lo peor, porque no hay estrategia, ni interés ni idea. Los sicarios del narcotráfico siembran el terror para advertirle al gobierno que no se meta con ellos, que son muy violentos y que correrá más sangre si se atreven a tocarlos. Y lo consiguen. El gobierno empequeñece ante ellos. No quiere el ruido político que provoca someter a criminales.

Con su violencia logran lo que buscan: sembrar el terror entre la población, y a las autoridades paralizarlas por la vía del miedo. De esa manera conquistan territorios, rutas, barrios, colonias y ciudades para traficar droga, personas, secuestrar y extorsionar a ciudadanos.

Claro, aumentan las cifras de muertos, decapitados, feminicidios, extorsiones, secuestros. Hay nueve por ciento más de víctimas que el año pasado. Una locura.

El Presidente tiene mucho valor para descalificar a sus críticos y es prepotente con el pasado: el de hace seis, doce, treinta, ciento veinte, ciento cincuenta y 500 años. Ah, pero se echa para atrás cuando aquí y ahora, en su gobierno, los ciudadanos son extorsionados, asaltados o asesinados por pandillas criminales que toman ciudades completas.

La población también es presa del miedo. Han disminuido las denuncias anónimas porque los grandes capos no son un objetivo del gobierno, y el ciudadano no sabe de qué lado está la autoridad. Bueno, sí lo sabemos: con su omisión favorece a los grupos criminales.

Mientras más violentos, más clara es la genuflexión de la autoridad ante los que se atreven a todo para replegar a un presidente al que ya le tomaron la medida. Denuncias contra sus adversarios políticos, todas, vengan. Ante los enemigos de la ciudadanía, nada. Retirada. Abrazos.

Vamos mal, muy mal en seguridad. Y ante ello nos dan cucharadas rebosantes de mentiras.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Ayudas federales y estatales para escuelas públicas y privadas

Para millones de estudiantes K-12 en Estados Unidos, la pandemia del Covid-19 ha producido una interrupción sin precedentes, en el tiempo dedicado a la instrucción en los salones de clases, en los programas educativos y en los servicios académicos.

¿En qué fase estamos?

Según el gobernador en ninguna.

La lección del COVID-19

Este virus invisible nos ha mostrado nuestras grandes deficiencias y nos ha estrujado en la cara nuestra soberbia. También ha demostrado a los médicos que no son Dios, y que muchos siguen como borregos los protocolos que escriben otros. La mayoría no son expertos en virus, ni en los pulmones.

¿Es un ‘progresaurio’ el presidente de México?

Al igual que el presidente Donald Trump, el presidente populista de México, Andrés Manuel López Obrador, suele decir cosas disparatadas, a menudo para desviar la atención pública de problemas más grandes. Pero los comentarios recientes del presidente mexicano sobre los estudios en el extranjero merecen atención, porque son aún más descabellados que de costumbre.

¿Por qué ahora hay que defender a las escuelas charters?

“Lo que está mal cuando hablamos de educación pública, es que la prioridad ha sido mantener la gente empleada a cualquier precio, en lugar de que sea la calidad del trabajo lo que le asegure al maestro su permanencia en la plaza”, dijo el doctor Steve Perry al responder sobre los ataques que los progresistas han lanzado contra las escuelas charter.

México indefenso

Está rebasado por el narco. El Presidente no atina a nada. No se le ocurre nada. No hay gobierno en esa tarea esencial para el país. Durante el fin de semana vimos un impactante despliegue de fuerza militar y poder económico de un cártel del narcotráfico en los llanos de Jalisco.

Dos respaldos sorprendentes a Trump

Los sorprendentes elogios públicos al presidente Donald Trump por parte del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el CEO de Goya Foods, Robert Unanue, han sido un regalo del cielo para la campaña de reelección de Trump.

¿Debe ver pornografía una niña de 12 años?

Una señora me preguntaba, una y otra vez en mis redes, qué hacer, porque su hija, de apenas 12 años, veía pornografía. Normalmente, es muy común que los adolescentes vean pornografía. Y lo triste es que también lo hagan niños pequeños, a pesar de todo lo que dicen las autoridades y los dueños de estas grandes plataformas. Internet está inundado de pornografía.

El plan fiscal encendió el motor económico

Ronald Reagan una vez dijo: “Los republicanos creen que todos los días son 4 de julio, pero los demócratas creen que todos los días son el 15 de abril”, refiriéndose a la tradicional fecha límite para presentar la declaración de impuestos. Hoy, es el día de los impuestos y nos sirve como un recordatorio apropiado de que: Con menos de cuatro meses a las elecciones de noviembre, nunca ha existido un contraste más claro entre los planes fiscales de dos candidatos.

Los cuatro mosqueteros de la educación online

Antes, el día escolar normal tenía un ritmo propio que incluía lecciones, campanas y recreos. Ahora, la enseñanza se ha trasladado online, con clases virtuales a gran escala. Mientras en algunos países desarrollados la brecha digital continúa afectando a los sectores más desfavorecidos, en cuatro países de América Latina se han logrado con éxito estrategias de educación a distancia ante la crisis del coronavirus.