49°F
weather icon Clear

Si las escuelas son esenciales, deberían estar abiertas

WASHINGTON – “Solo hay dos opciones: ¿Cuál será?” el Sindicato de Maestros de Chicago argumentó a sus miembros. “Arriesga tu vida o la de tus estudiantes entrando en edificios peligrosos”, o acepta la huelga si las Escuelas Públicas de Chicago siguen adelante con los planes de reabrir las aulas.

Obviamente, los profesores, estudiantes y personal con sistemas inmunológicos comprometidos o con condiciones que pongan en riesgo su salud deberían trabajar desde casa. Lamentablemente, el sindicato de “Windy City” no hace distinciones entre educadores saludables y no saludables, mientras ignora los datos sobre el bajo riesgo que representa el COVID-19 para los adultos sanos que trabajan y los niños en edad escolar.

Todo el mundo sabe que la educación remota les está fallando a los estudiantes, especialmente a los niños inmigrantes y otros cuyos padres no pueden llenar los vacíos que implican la escolarización con la pantalla de la computadora. Sin embargo, de alguna manera los grupos educativos que aparentemente están comprometidos a cerrar la brecha de rendimiento están dispuestos a dejar que esta política de educación separada -pero igualitaria- se mantenga.

Al presidente Joe Biden le gusta decir que “escuchará a los científicos”. Aparentemente, existe una exención al enfoque de ciencia primero cuando los sindicatos de maestros no están de acuerdo.

El año pasado, los gobernadores, incluido el de Nevada, Steve Sisolak, y las juntas escolares cerraron las puertas de las escuelas sin tener en cuenta las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que recomendaban el cierre de las escuelas cuando una persona infectada había estado en el campus o en lugares conflictivos, y luego solo por de dos a cinco días para fines de saneamiento. Los funcionarios electos estaban en pánico, y el pánico triunfó sobre la ciencia.

Luego, los CDC publicaron un estudio que encontró que, con requisitos de enmascaramiento y otros esfuerzos de mitigación, el Condado Wood, Wisconsin, la transmisión de las escuelas públicas era menor que la propagación de la comunidad. El jueves pasado, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, se burló de ese hallazgo como particular de las escuelas “rurales” con desafíos diferentes a los de los distritos de la ciudad.

Los demócratas reacios al riesgo no pueden admitir que se equivocaron al cerrar las escuelas. Biden no lo dirá. Su aparente impulso para abrir la mayoría de las escuelas públicas en 100 días es un plan suave que pospone una guía específica y permite que la aversión al riesgo gobierne el día. Porque una vez que se ha convencido de que la instrucción sin aula es más segura, ¿cómo se abre?

Y puedes ver por qué. Quiero decir, esto se trata solo de si una generación de niños tiene educación o retraso en el crecimiento.

¿Los 18 suicidios de estudiantes del Condado Clark desde marzo? Es lamentable, pero no suficiente, trasladar a los sindicatos de maestros en Chicago; Montclair, Nueva Jersey; o Bellevue, Washington.

Los estadounidenses están aislados en este momento. Ignoramos lo que no sabemos sobre los cambios menos visibles provocados por la pandemia. Cuando comience el regreso a la normalidad, sin embargo, no se podrá ocultar la ventaja que disfrutan los niños que asistieron a escuelas públicas o privadas abiertas o cuyos padres educados pudieron llenar los vacíos del aprendizaje virtual. Los niños sin esas tendrán más probabilidades de quedarse atrás de por vida.

Los trabajadores de las tiendas de abarrotes, las enfermeras y el personal de limpieza del hospital que hicieron su trabajo como trabajadores esenciales devolverán a sus hijos a las escuelas donde los maestros creían que la enseñanza en el aula era un puente demasiado lejano; seguros de saber que los maestros que se ausentan el proceso.

Estoy seguro de que todos los trabajadores del hospital y los conductores de camiones de reparto que se presentarán a trabajar serán muy comprensivos con respecto a que sus hijos recibieron una educación inferior para que los maestros sanos vestidos de pijama pueden evitar los riesgos que asumieron los “trabajadores esenciales” designados.

La lección más importante que los niños estadounidenses pueden aprender de la pandemia de coronavirus es simple: la educación es importante, pero no tan importante. Pregúntale a tu maestro.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Las emociones no son malas ni buenas: hay que aceptarlas para gestionar la ansiedad

En el show dranancy.com tuvimos a la Dra. Paloma Carvajalino, de Colombia. Hablamos sobre la gestión de las emociones y la ansiedad. ¿Qué significa esto? Es sencillamente cómo aprender a controlar y gestionar las emociones en momentos de conflictos. Ojo, no es negar las emociones, ni dejar de expresarlas. Ambas cosas, si se hacen, conducen a la enfermedad.

Pensamientos que destruyen tu salud

Nos ha tocado vivir una época muy dura. Las consecuencias psicológicas son muy fuertes, pero, como me decía mi esposo mientras veíamos la televisión cuando esto comenzó y estábamos encerrados, el problema mayor es subir el sistema inmunológico. O sea, lo que nos defiende de bacterias, virus, hongos…

Resultados de la Semana Binacional de Salud en Nevada

En octubre, todos los Consulados de México en Estados Unidos celebraron la XXI Semana Binacional de Salud, con el objetivo de acercar servicios de salud, información y prevención a la comunidad mexicana que vive en este país. Para el Consulado de México en Las Vegas, la salud es fundamental para el bienestar general de la comunidad. Por ello, durante todo este mes y con el apoyo de REACH, agencia que opera la Ventanilla de Salud, se llevaron a cabo diversas actividades, seminarios en línea y ferias enfocadas en promover salud preventiva y mayor acceso a servicios para los mexicanos e hispanos en Nevada.

No se sustituye la experiencia

Ha sido una dura competencia, pero la Junta de Fideicomisarias del Distrito Escolar del Condado Clark ha recuperado el trofeo al “Peor organismo público” en Nevada.

Terminar con la violencia contra las mujeres y las niñas

Como encargada del Departamento de Protección Consular y Asuntos Jurídicos, he presenciado de primera mano las múltiples consecuencias que conlleva ser víctima de algún abuso. No se trata de un problema exclusivo de un grupo de personas o de una región en particular; los abusos contra la mujer están presentes en todas las latitudes. Ninguna mujer o niña está exenta de padecerlos y cualquier persona puede llegar a ejercerlos; por eso resulta primordial abordar el tema y conocerlo. Sólo mediante acciones concretas y el compromiso de todos, podremos erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.