Sisolak y Ford no pueden implementar verificaciones de antecedentes

Steve Sisolak y Aaron Ford prometen usar sus nuevas oficinas para implementar la iniciativa de verificación de antecedentes de Nevada. No han dicho, sin embargo, cómo lo harán. Hay una razón para eso, no pueden, a menos que quieran debilitar el actual sistema de verificación de antecedentes de Nevada.

En 2016, los votantes aprobaron por poco una iniciativa para exigir que el FBI verifique los antecedentes de todas las ventas de armas privadas. Incluso antes de la elección, los opositores a la verificación de antecedentes advirtieron que la iniciativa no era ejecutable porque Nevada no podía pedirle al FBI que cooperara.

Después de la elección, el Departamento de Seguridad Pública pidió al FBI que realizara los controles. El FBI se negó, a pesar de que Barack Obama todavía era presidente. El Fiscal General de Nevada, Adam Laxalt, concluyó que esto hizo que la iniciativa fuera inaplicable. Los demócratas y sus aliados gritaron que Laxalt y el gobernador Brian Sandoval no estaban realmente tratando de implementar la medida porque se habían opuesto a ella durante la elección.

“Trataré de trabajar con lo que los votantes ya aprobaron”, anunció el gobernador electo Sisolak a KNPR la semana pasada. “La mayoría de la gente en este estado ha votado para verificaciones de antecedentes; trabajaré con el FBI, nos pondremos en contacto con ellos de inmediato para descubrir cómo podemos hacer que esto funcione”.

Entonces, ¿cómo va a implementar Sisolak la iniciativa? No lo dirá.

“Tenemos que hacer algo, y me enorgullezco de llegar a un sí”, afirmó Sisolak.

Eso es intentar esquivarlo, no un plan. El recién elegido Fiscal General Ford, por lo menos, pretende tener una forma de avanzar.

“He hablado con uno de mis colegas del Senado que ya aceptó llevar un proyecto de ley que yo hubiera llevado si hubiera estado de regreso al Senado, él tratará estos temas”, comentó Ford a KNPR.

Eso suena lógico. La iniciativa tuvo un fallo fatal, así que modifíquelo a través de la legislación. Pero el presentador de KNPR, que entrevistó a Ford (no es de extrañar), no hizo la obvia pregunta de seguimiento: ¿por qué Ford no propuso esas correcciones en la sesión anterior cuando era el líder de la mayoría en el Senado?

Sencillo, habría sido inconstitucional; el Artículo 19, Sección 2 de la Constitución de Nevada señala: “Una medida de iniciativa así aprobada por los votantes no debe ser enmendada, anulada, revocada, anulada o suspendida por la Legislatura dentro de los 3 años posteriores a la fecha en que entre en vigencia”.

Los partidarios de la verificación de antecedentes no solo redactaron una propuesta que no funciona. Hicieron casi imposible realizar una verificación de antecedentes ampliada durante tres años. No es de extrañar que hayan estado tan ansiosos por cambiar la culpa por su error de $20 millones.

Todo esto ha sido obvio por dos años, sin embargo, la mayoría de la prensa de Nevada continúa permitiendo que los demócratas hagan promesas vacías sin presionarlas para obtener detalles específicos.

La única forma de implementar inmediatamente la verificación de antecedentes expandidos es hacer que el FBI realice todas las comprobaciones. Sin embargo, los controles de antecedentes que hace Nevada son más completos, Nevada puede acceder a bases de datos estatales específicas sobre abusadores domésticos y personas con enfermedades mentales.

Sisolak y Ford están ahora en el poder. Pero cuando se trata de implementar verificaciones de antecedentes expandidas sin eliminar las actuales, todavía no tienen poder.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like