101°F
weather icon Clear

Todo México es territorio, José Alfredo

El regreso a la “nueva normalidad” que plantea el gobierno nos indica que debemos encomendarnos a Charles Darwin: que sobrevivan los más fuertes.

Si esa es la decisión, que lo digan claramente: es una apuesta a la inmunidad de grupo, y mientras eso ocurra que se mueran los que se tengan que morir.

Es una opción. Inhumana, cruel, pero es una opción.

Aplicar a todo México lo que José Alfredo Jiménez compuso para su patria chica: “allá en mi León, Guanajuato, la vida no vale nada”.

Presidentes necesitan a su alrededor a gente capaz que esté pensando, y cuando sea necesario lo saquen del error con un argumentado no.

Sucede que el actual mandatario puso su estrategia contra la pandemia en manos de un médico que se hizo popular, estimado por la población, pero muy ambicioso y que ha regresado a los tiempos del ¿qué hora es?, las que usted diga señor Presidente.

La línea de contagios por Covid-19 en México va hacia arriba, aún no alcanza el pico, y si el Presidente dice que domamos al coronavirus, el subsecretario López-Gatell informa al país que la recta no es recta sino una curva. Lo que vemos todos, seguramente, es una ilusión óptica.

Importa la imagen política del jefe, no la salud de los ciudadanos.

Las primeras industrias en reanudar sus actividades serán la minería, la construcción y la automotriz. ¿Cuál es la lógica? Ninguna de carácter sanitario.

Como explicó Raymundo Riva Palacio, esas industrias se encuentran en las zonas de mayor incidencia de la pandemia.

Al gobierno no le importa la vida de los ciudadanos, ni del personal médico, sino la realización de sus proyectos sin viabilidad financiera.

El interés de un presidente se refleja en el presupuesto. Ahí está todo. ¿Le importa la salud a este gobierno?

Señala el informe del primer trimestre de finanzas públicas de la SHCP, que a la Secretaría de Salud se le redujeron mil 500 millones de pesos de su presupuesto anual.

Y lo hicieron en plena crisis sanitaria del país. Lo hicieron cuando no hay enseres para proteger al personal médico que lucha contra una epidemia que mata y tiene paralizada la economía.

En cambio, dice el informe del primer trimestre de este año, el presupuesto para el Tren Maya aumentó en 22 mil 500 millones de pesos.

Ahí está el interés presidencial, no en la salud de enfermeras y médicos a los que da el nivel de asaltantes de bata blanca.

México ocupa el primer lugar mundial en porcentaje de personal de salud contagiado de coronavirus, con 23 por ciento. Ya superó a España, que en su peor momento fue de 20 por ciento, a Italia que tenía el 10 por ciento y a Estados Unidos con 3 por ciento.

El Presidente encontró en López-Gatell al ayudante perfecto para su estado de negación de la realidad: bueno mediáticamente, proclive a la propaganda y con ambiciones políticas, aunque como médico en jefe contra la epidemia no dé una.

El 17 de marzo el subsecretario acudió a una reunión de trabajo en la Cámara de Senadores, donde dijo a los legisladores que “los efectos del Covid-19 no serán mayores a los que existen normalmente por la influenza estacional”. Tranquilizó a los senadores: “la tasa de letalidad (del Covid-19) es entre 2.5 y 3.2 por ciento”.

Se equivocó gravemente en ambas informaciones. En la temporada de influenza estacional 2019-20, en México se registraron 269 defunciones por esa causa. Y ahora con coronavirus van más de 4 mil muertos en dos meses, de acuerdo con las cifras oficiales.

La tasa de letalidad del Covid-19 en México no es de 2.5 o 3.2 por ciento, como previó el doctor López-Gatell, sino superior a 10 por ciento.

Ahora, sin hacer pruebas suficientes (0.4 por cada mil habitantes, contra 22.9 que es el promedio de los países de la OCDE), autoriza el regreso a la normalidad en municipios que no han sido medidos, y se abre la actividad económica en todo el país en un par de semanas.

Ojalá esté en lo correcto y no se equivoque como en sus diagnósticos anteriores.

Encomendémonos a Sir Charles Darwin y cantemos con José Alfredo, porque en todo México, como en León, Guanajuato, la vida no vale nada.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Reapertura de escuelas: cómo, cuándo y dónde

En los distritos escolares del país, los líderes han estado en reuniones por casi un mes tratando de resolver la problemática de reabrir los planteles educativos en el año escolar que se aproxima. En consecuencia, muchos hemos estado esperando con ansias locas a que se anuncien los planes que regirán el proceso. Contando con que –idealmente- la solución debería ofrecer una oportunidad justa, que permita a todos los estudiantes tener acceso al soporte que necesitan.

¿Pandemia de divorcios?

La pandemia ha provocado que los divorcios se disparen, según dicen algunos estudios. Creo importante recordar qué es un divorcio, qué puede ocasionarlo y qué puede evitarlo.

Desigual respuesta federal de Trump

¿Qué sucede cuando la izquierda obtiene el poder político? En ciudades como Portland, Oregon, a pesar del coronavirus, los anarquistas organizan protestas masivas que se tornan violentas.

¿En qué fase estamos?

Según el gobernador en ninguna.

Ayudas federales y estatales para escuelas públicas y privadas

Para millones de estudiantes K-12 en Estados Unidos, la pandemia del Covid-19 ha producido una interrupción sin precedentes, en el tiempo dedicado a la instrucción en los salones de clases, en los programas educativos y en los servicios académicos.

La lección del COVID-19

Este virus invisible nos ha mostrado nuestras grandes deficiencias y nos ha estrujado en la cara nuestra soberbia. También ha demostrado a los médicos que no son Dios, y que muchos siguen como borregos los protocolos que escriben otros. La mayoría no son expertos en virus, ni en los pulmones.

¿Es un ‘progresaurio’ el presidente de México?

Al igual que el presidente Donald Trump, el presidente populista de México, Andrés Manuel López Obrador, suele decir cosas disparatadas, a menudo para desviar la atención pública de problemas más grandes. Pero los comentarios recientes del presidente mexicano sobre los estudios en el extranjero merecen atención, porque son aún más descabellados que de costumbre.

¿Por qué ahora hay que defender a las escuelas charters?

“Lo que está mal cuando hablamos de educación pública, es que la prioridad ha sido mantener la gente empleada a cualquier precio, en lugar de que sea la calidad del trabajo lo que le asegure al maestro su permanencia en la plaza”, dijo el doctor Steve Perry al responder sobre los ataques que los progresistas han lanzado contra las escuelas charter.

México indefenso

Está rebasado por el narco. El Presidente no atina a nada. No se le ocurre nada. No hay gobierno en esa tarea esencial para el país. Durante el fin de semana vimos un impactante despliegue de fuerza militar y poder económico de un cártel del narcotráfico en los llanos de Jalisco.