75°F
weather icon Clear

Todos los acusados de agresión sexual merecen el debido proceso

Los demócratas han redescubierto las virtudes del debido proceso. Todo lo que necesitó fue que una mujer acusara a una de sus estrellas políticas emergentes de conducta sexual inapropiada.

La semana pasada, Vanessa Tyson alegó que el vicegobernador de Virginia, Justin Fairfax, un demócrata, la agredió sexualmente en 2004. Los demócratas están presionando al gobernador de Virginia, Ralph Northam, para que renuncie por una foto racista en un anuario de una escuela de medicina, por lo que la acusación tiene una gran influencia política.

Tyson, quien ahora es profesora en una universidad de California, comentó que conoció a Fairfax durante la Convención Nacional Demócrata. Los dos fueron a su habitación de hotel un día para recoger los papeles. Según Tyson, Fairfax la besó y ella correspondió, no quería que fuera más allá, pero alega que él la obligó a realizar un acto sexual.

Ella reveló que reprimió la memoria durante años cuando obtuvo su doctorado. Se sorprendió en octubre de 2017 al ver a Fairfax postularse para la oficina estatal. Después de que él ganó, ella se acercó a The Washington Post, que investigó, pero finalmente no pasó la historia.

Fairfax ha negado categóricamente la acusación. Una declaración de su oficina decía: “Nunca he abusado de nadie, nunca”.

Si este escenario te suena familiar, es porque lo es.

Hace unos meses, otra profesora de California acusó a una poderosa figura política de agredirla sexualmente hace muchos años. Su nombre era Christine Blasey Ford, su nombre era Brett Kavanaugh. En lugar de enterrar esta historia, los medios de comunicación no pudieron obtener suficiente.

Las senadoras Kamala Harris y Kirsten Gillibrand, ambas candidatas presidenciales demócratas, señalaron que creían en Ford. Los republicanos que insistieron en que Kavanaugh merecía el debido proceso, fueron atacados por no creer a las sobrevivientes. Muchos de los principales medios de comunicación informaron que Kavanaugh no era apto para el cargo después de que reaccionó enojado ante las acusaciones.

La evidencia contra Fairfax es mucho más fuerte de lo que era contra Kavanaugh. Ford nunca comentó cuándo ni dónde ocurrió el ataque. Ni siquiera podía presentar un testigo que estableciera que los dos se habían reunido. Cuando se le preguntó sobre los detalles, su historia siguió cambiando.

En contraste, Fairfax no solo reconoce conocer a Tyson sino que afirma que tuvieron un encuentro en el que insiste que fue consensual. Ford pudo haber tenido un motivo partidista para nivelar su acusación. Tyson no lo hace, llamándose a sí misma una “orgullosa demócrata”.

Fairfax afirmó que el Post había encontrado “importantes señales de alerta e inconsistencias” en la historia de Tyson. The Post reprendió esa afirmación en su propia historia, escribiendo en cambio que “no pudo encontrar a nadie que pudiera corroborar ninguna de las versiones”.

Hay más evidencia contra Fairfax que nunca contra Kavanaugh. Sin embargo, no fue hasta que una segunda mujer se presentó el viernes acusando a Fairfax de otro asalto que muchos demócratas comenzaron a pedir su renuncia. La segunda acusación parece extremadamente creíble, ya que la mujer le contó a gente sobre el incidente al mismo tiempo.

Aunque la hipocresía es obvia, los demócratas tenían razón al esperar. La culpabilidad o inocencia de Fairfax no debe ser determinada por su género, como los mandatos del mantra “creer en las mujeres”, sino por la evidencia.

Los medios y los demócratas no aplicaron este estándar a Kavanaugh, pero es el marco que todos deberían usar para seguir adelante.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Conductas que intoxican a las parejas

Este tema demuestra la importancia de la familia de origen en la pareja, y cómo influyen en las conductas que intoxican. El Dr. Vicente Vargas abordó la situación en mi programa dranancy.com.

Quiero salir de vacaciones con mis hijos

Al estar divorciado y tener hijos menores, hacer planes para salir del estado o del país puede envolver problemas. Si usted tiene custodia compartida de sus hijos, surgen las siguientes preguntas: ¿Puedo salir del estado con mis hijos?, ¿Tengo que pedir permiso a mi ex para hacerlo?, ¿Puedo salir del país con mis hijos?, ¿Que documentación es necesaria para hacerlo?

¿Y si gana Laxalt?

Es una estrategia doblemente mala para el ex-fiscal general republicano, Adam Laxalt, el amenazar con demandar por las elecciones de 2022 14 meses antes de que se emitan las boletas.

Amarse no es suficiente para casarse

Me he gastado la vida enseñando sobre la sexualidad, la pareja y la familia, y estoy un tanto decepcionada. Sin embargo, cada día me topo con algunos fans que dicen cosas lindas, como una venezolana en una playa de Florida: “Doctora, déjeme abrazarla, por favor. Le agradezco tanto lo que me ha ayudado con mis hijos, mi divorcio y cómo manejarlo, para que mis hijos no se afectaran…”.

Di “no” a la flacidez muscular

Si baja la fuerza muscular, disminuye la firmeza de la piel y aparece la flacidez, esto puede deberse a la pérdida de músculo y densidad ósea, asociadas a defectos de la nutrición.

La pandemia silenciosa: la falta de vitamina D

La falta de vitamina D está íntimamente ligada al nivel de gravedad del COVID-19. Además, afecta a otros sistemas, creando enfermedades de huesos, cartílagos y músculos. También disminuye la capacidad de respuesta del sistema inmunológico.

Es importante tener un testamento

Un testamento indica a sus herederos cuáles son sus deseos, para la división de sus bienes. Indica quiénes heredarán sus bienes y qué bienes heredarán cada uno de ellos (sus herederos).

La analogía de Laxalt con “Star Wars” es exagerada

Luke Skywalker no es la primera persona de las películas que imagino cuando pienso en Adam Laxalt. Pero el ex fiscal general y aspirante a senador de Estados Unidos ciertamente parece pensar en sí mismo de esa manera.

La esperanza renace para los cubanos

La sentencia a muerte del régimen comunista la dictó el pueblo cubano el pasado 11 de julio. Lo sabe la cúpula del gobernante Miguel Díaz-Canel y lo sabe el exilio. Los pasos que ambos lados están tomando son representativos de sus expectativas sobre el futuro inmediato de Cuba.