38°F
weather icon Clear

Trump fue nominado como un ‘Máximo líder’

Tal como me enseñaron en la escuela de periodismo, lo que uno ve suele ser más importante que lo que uno escucha. De manera que decidí bajar el volumen del televisor durante gran parte de la Convención que proclamó a Donald Trump como candidato presidencial republicano, y tomar notas de lo que veía. A continuación, mis observaciones visuales.

En primer lugar, la convención fue un océano de caras blancas. El público parecía el reflejo de un Estados Unidos uniformemente blanco que hace mucho tiempo que dejó de existir. Sí, claro que había algunas caras negras, asiáticas y latinas en la audiencia, pero eran tan pocas que las cámaras televisivas parecían regresar todo el tiempo a las mismas, como si no pudieran encontrar otras en la muchedumbre.

Y efectivamente, es probable que así fuera: solamente había 18 negros entre los 2,472 delegados a la convención, según reportó el Washington Post el 19 de julio.

No es de extrañar que Trump tuviera tanta dificultad en atraer a más minorías a su coronación como candidato: sólo el 6 por ciento de los estadounidenses afroamericanos planean votar por Trump, según una encuesta de NBC News-Wall Street Journal. En Ohio, donde tuvo lugar la convención, el porcentaje de afroamericanos que planean votar por Trump es cero, según el mismo sondeo.

Entre los hispanos, a Trump no le va mucho mejor: sólo el 11 por ciento de los votantes latinos tiene una opinión favorable de él, según una encuesta de Telemundo.

En comparación, el entonces candidato republicano George W. Bush recibió el 40 por ciento del voto latino en el 2004, John McCain recibió el 31 por ciento en el 2008, y Mitt Romney recibió el 27 por ciento en el 2012.

En segundo lugar, la nominación de Trump pareció sacada de un manual de culto a la personalidad. En su primera comparecencia en la convención, el lunes, la silueta de Trump emergió lentamente de detrás de una pantalla blanca en medio de una nube de humo, como una versión hollywoodense de Moisés bajando de la montaña con las Tablas de la Ley. A medida que avanzaba, las máquinas de humo y la música se detuvieron, y el público explotó en una ovación.

En tercer lugar, la ceremonia pareció una fiesta de familia. Mientras en la mayoría de las convenciones políticas el candidato se presenta únicamente la última noche, Trump estuvo presente en primera línea todas las noches.

Y la mayoría de los otros discursos más importantes –en horario estelar de televisión– fueron asignados a su esposa Melania y a sus hijos Tiffany, Donald Jr., Eric e Ivanka, o a empleados de las empresas de Trump.

Puede que esto se haya debido a que muchos de los grandes nombres del Partido Republicano –como Bush, McCain y Romney– no asistieron a la convención, en una clara señal de protesta en contra de la nominación de Trump. La otra explicación es que se debió a que Trump, quien se ha casado tres veces, necesitaba desesperadamente proyectar una imagen de hombre de familia.

En tercer lugar, si uno miraba los carteles que alzaba el público, todos contenían la misma palabra: “again”, o “de nuevo”. Haciéndose eco del lema de campaña de Trump, rezaban: “Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo”, o “Hagamos a Estados Unidos fuerte de nuevo”.

Los carteles pedían el regreso a un supuesto pasado idílico de Estados Unidos. ¿Se refería ese “de nuevo” a los tiempos antes de que las mujeres, los negros y los hispanos podían ser elegidos presidentes? ¿O a los tiempos en que la última administración republicana dejó a Estados Unidos en bancarrota, en el 2008? Trump, cuyo discurso de aceptación fue el más largo de la historia reciente en las convenciones republicanas, todavía no nos ha explicado bien a qué se refiere con su “de nuevo”.

Mi opinión: mirando gran parte de la convención republicana con el sonido del televisor apagado, para concentrarme mejor en lo que podía ver, me pareció la coronación de un “máximo líder”. Fue un gran despliegue de culto a la personalidad, y un mal presagio de lo que podría ocurrir si Trump gana las elecciones.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Regla simple: ¡Haz que votar sea fácil para todos!

Ahora que la “Gran Pelea de Filibusteros” de 2022 ha terminado, -¡El peor espectáculo fuera de Broadway de todos los tiempos!- aprovechemos la oportunidad para hablar sobre los derechos de sufragar, de una manera menos acalorada.

¿Qué tan serio es un DUI?

Hoy en día no hay razón para manejar bajo la influencia del alcohol o drogas. Es muy fácil conseguir quien lo lleve a uno a casa. En nuestra ciudad hay buen servicio de taxis y Lyft o Uber. Aún así, todavía hay quienes deciden manejar ebrios. ¿Cuáles son las consecuencias?

Lombardo luce casi imbatible en las primarias

El alguacil Joe Lombardo no ha ganado la nominación republicana a gobernador, pero -en enero- está lo más cerca posible.

Préstamos “Compre ahora, pague después” presentan riesgos para comunidad latina

“Compre ahora, pague después” (BNPL, por sus siglas en inglés) es un producto nuevo para financiar compras que es promocionado como una alternativa a los préstamos tradicionales. Sin embargo, a medida que ha ganado popularidad, hemos visto varios problemas que deben abordarse, como la falta de términos transparentes, el enfoque a consumidores con menos opciones de crédito, falta de supervisión regulatoria, y las complicadas políticas de devolución.

Futuras noticias: los demócratas lamentan haber eliminado al filibustero

WASHINGTON, D.C., 14 de mayo de 2026.- Los demócratas del Senado organizaron una huelga el jueves 13, en protesta por un proyecto de ley de revisión electoral republicano que exige la identificación de votantes en todo el país, limita la votación anticipada a los días de semana y otorga a los estados la autoridad para aprobar reglas aún más restrictivas.

“No miren arriba”: una película para ver con nuestros hijos

Enferma, en plena Navidad, dediqué tiempo a Netflix. La película “No miren arriba” atrajo mi atención, sobre todo por sus actores: un Leonardo di Capio con 30 libras más, y mi preferida, Meryl Streep. No es común actualmente ver algo que te haga pensar, y que aporte a una sociedad que anda más loca cada día.

¿Es una bancarrota la mejor opción?

Muchos me preguntan si una bancarrota es la mejor opción para su situación financiera. La respuesta varía dependiendo de las circunstancias de la persona y su familia. No hay una cifra o cantidad exacta de deuda para que una bancarrota sea la solución a sus problemas financieros.