57°F
weather icon Clear

Una propuesta que podría prevenir el próximo tiroteo masivo

Una vez más, los demócratas están utilizando los tiroteos masivos para impulsar la legislación de control de armas que no detendrá los tiroteos masivos.

A principios de este mes, tiroteos mortales devastaron El Paso, Texas y Dayton, Ohio, y conmocionaron a todo el país. En cuestión de horas, los demócratas del Congreso le solicitaron al Congreso que cortara su receso de agosto para aprobar una legislación de control de armas. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, indicó que su principal prioridad era ampliar las verificaciones de antecedentes.

A principios de este año, la Cámara aprobó el H.R. 8, que requiere verificaciones de antecedentes sobre la venta de armas a particulares. La propuesta es tan amplia que requieres una verificación de antecedentes si deseas vender un arma a tu hermano o padre. Las ventas de armas de fuego de un distribuidor o entre líneas estatales ya requieren esta verificación.

“Mitch McConnell debería traer al Senado nuevamente a sesión de inmediato para aprobar H.R. 8, el proyecto de ley de seguridad de armas que ya pasó a la Cámara”, tuiteó el senador Bernie Sanders. “Ese es un primer paso para abordar nuestra grave epidemia de violencia armada”.

Asumirías, entonces, ¿que las verificaciones de antecedentes expandidas habrían detenido al menos uno de los recientes tiroteos masivos?

No

“No hay indicios de que el tiroteo en Dayton, Ohio, pudo haber sido evitado por las verificaciones de antecedentes universales propuestas”, encontró una verificación de hechos de CNN (sí, CNN). El tirador de El Paso compró su arma de fuego legalmente, CNN no encontró “evidencia de que tuviera antecedentes penales que hubiera podido detectar una verificación de antecedentes”.

Los demócratas están explotando cínicamente una tragedia para impulsar su política preferida, pese a que su implementación no habría evitado ninguno de los atentados. Además de proponer confiscar armas semiautomáticas, es difícil incluso imaginar cómo la mayoría de las propuestas actuales de control de armas detendrían un tiroteo masivo. La tan discutida prohibición de armas de asalto restringe las armas basadas en características cosméticas, no en potencia de fuego.

Así que aquí hay una propuesta que podría prevenir los tiroteos masivos.

Ordenen que todos los ciudadanos entre 30 y 60 aprendan a disparar y manejar con seguridad un arma de fuego, emítanles una pistola y exijan que la lleven oculta, exento de los condenados por un delito o con antecedentes de enfermedad mental. Remuevan también las zonas libres de armas, si la policía atrapa a alguien sin su arma de fuego, háganlos disparar 25 tiros como penitencia.

Un vínculo común entre los tiradores masivos es que buscan notoriedad. Si un posible tirador masivo disparara solo a unas pocas personas antes de ser asesinado por ciudadanos armados, sería una noticia local. La prensa nacional tampoco querría destacar cómo las armas de fuego pueden detener los crímenes. Esta ley haría que un asesino en masa potencial sea menos propenso a lograr uno de sus objetivos: la publicidad. Sin una garantía de publicidad, algunos tiradores masivos potenciales podrían decidir no comenzar a disparar en absoluto.

Para ser claros, esto es solo un ejercicio teórico. Un mandato legal para portar un arma de fuego, o para comprar atención médica, es un abuso del poder gubernamental. Pero si desean que el gobierno haga algo con respecto a los tiroteos masivos, asegúrense de que su política propuesta cambie el pensamiento de alguien que ya ha decidido violar la ley.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.