Volver a debatir el aborto

El debate sobre el aborto está llegando a la Legislatura de Nevada.

La senadora estatal Yvanna Cancela, demócrata por Las Vegas, presentó una solicitud de borrador de proyecto de ley la semana pasada para despenalizar el aborto en la próxima sesión, la ha denominado “Ley de Mujeres de Nevada”, lo cual no es sorprendente. Los defensores del aborto hacen todo lo posible para evitar hablar sobre el procedimiento en sí.

Este es el por qué. Los abortos quirúrgicos son bárbaros. Los bebés antes de nacer son succionados, despedazados o quemados químicamente hasta morir.

Comience con los abortos por aspiración que se realizan comúnmente durante el primer trimestre. Los abortistas succionan al bebé antes de nacer con una aspiradora. A veces el bebé muere al instante, a veces, no muere hasta que sale del útero, a veces, la aspiradora solo desgarra el cuerpo del bebé.

El Dr. Paul Jarrett, un ex-abortista, dejó de practicar abortos después de que una pierna arrancada de un bebé tapó la aspiradora que estaba usando. Dentro de la matriz, encontró la caja torácica del bebé, que contenía un “corazón pequeño y palpitante”.

Durante el segundo trimestre, los abortistas pueden usar el método de dilatación y evacuación. El abortista pone una pinza de Sopher dentro de la madre. La abrazadera Sopher es similar a un par de tijeras de un pie de largo que tiene mandíbulas de metal llenas de dientes afilados, en lugar de cuchillas. El abortista, que no puede ver a qué se aferran las abrazaderas, lo toma a ciegas.

“Una vez que haya agarrado algo dentro, se aprieta la abrazadera para juntar las mandíbulas y se tira con fuerza, realmente fuerte”, comentó el Dr. Tony Levatino, un ex-abortista. “Sientes que algo se suelta y sale una pierna completamente formada de aproximadamente 4 a 5 pulgadas de largo”.

El abortista usa la abrazadera para sacar los pedazos de un bebé: sus brazos, columna vertebral y órganos internos. Levatino dijo que la parte más difícil era agarrar la cabeza “ahora flotando libremente”.

“Sabrás que lo hiciste correctamente cuando aplastes la abrazadera y veas una masa gelatinosa blanca del cuello uterino”, dijo Levatino. “Eso es el cerebro del bebé. A continuación, puedes extraer las piezas del cráneo, si tienes un día realmente malo, como yo solía tener, puede salir una carita y mirarte fijamente”.

El tercer tipo de aborto es la dilatación y extracción. Los médicos lo conducen después de 16 semanas de gestación. El abortista saca primero los pies del bebé, manteniendo la cabeza en el canal de parto, el médico luego pincha el cráneo con unas tijeras y aspira el cerebro, eso aplasta su cabeza y así logra dar a luz a un niño sin vida.

Los abortos salinos son un cuarto tipo. El abortista inyecta químicos en el saco amniótico. Esto envenena al bebé y lo quema químicamente “vivo de adentro hacia afuera”, escribió Cassy Fiano-Chesser, con Live Action News. “La capa exterior de su piel se quema y le llevará más de una hora morir”.

Este método generalmente ha caído en desgracia con los abortistas. No porque sea inhumano, sino porque han habido casos en que el niño antes de nacer sobrevive. No hay nada que un aborto tema más que un bebé vivo, pero no espere que los médicos especializados en aborto ayuden a un niño nacido vivo después de un aborto fallido.

Si todos los estadounidenses tuvieran que ver cómo se practica un aborto, el apoyo se desplomaría. Es por eso que los partidarios del aborto usan eufemismos. Quieren distraer de lo que se trata fundamentalmente el debate sobre el aborto: si debería ser legal pegar unas tijeras en el cráneo de un bebé antes de nacer y aspirarle el cerebro.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like