105°F
weather icon Clear

Ya llegó la temporada de piscinas

El verano se acerca y con él la temporada de piscinas. Lamentablemente cada año fallecen niños Innecesariamente.

Es triste ver noticias de niños ahogados por el descuidado de sus familiares. Es importante tener en mente las medidas de seguridad para tener un verano agradable alrededor de la piscina.

Todos debemos seguir los ABC’s de seguridad en la piscina.

A: Adulto. Siempre tener un adulto presente al nadar o estar cerca a la piscina. No confiar que los niños saben nadar y no necesitan supervisión. Tampoco encargar a un niño mayor que cuide a niños menores.

Otra buena recomendación es no usar el celular al cuidar a niños en la piscina. Esto lo puede distraer y en solo segundos puede pasar una tragedia.

B: Barrera. Es necesario tener una barrera o barda separando la piscina del resto del patio. Esta barrera debe tener una puerta que se cierre automáticamente. Si usted se olvida cerrarla, tiene un mecanismo o un resorte que la cierra rápidamente. De esta manera si sus niños salen al patio sin que usted se dé cuenta, estarán separados de la piscina por la barrera.

C: Clases de natación. Hay clases de natación para todas las edades, incluso infantes recién nacidos. Mientras más pronto aprendas a nadar, mejor son las probabilidades de que se salven si hay un accidente y caen en la piscina.

Aún bebés pueden aprender a flotar boca arriba, hasta que alguien lo saque del agua.

Cómo dueño de casa usted tiene que tomar los pasos debidos para proteger de accidentes a sus huéspedes. Por eso si tiene piscina es importante que si patio se conforme a los códigos de seguridad.

Si tiene una puerta al lado de la casa que da a la piscina, está puerta debe tener un mecanismo para cerrarse automáticamente.

También hay alarmas flotantes que detectan cuando alguien se cae en la piscina.

Si usted o algún familiar es lastimado en la piscina de otra persona, debe consultar con un abogado para asesorarse de sus derechos.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.