Los Reyes Magos y la Rosca: Una costumbre de la época virreinal

Su costumbre viene también de la época virreinal. La venida de los Reyes Magos se celebra la víspera del 6 de enero y, a diferencia de Santa Claus que también obsequia regalos a los niños, los primeros están acompañados de una larga tradición y que además tiene otra costumbre: la rosca de Reyes.

La rosca sugiere una corona real con ornamentos que simbolizan las joyas de la misma y que en su interior se encuentra un muñequito que representa al niño Jesús. Cada uno de sus componentes tiene un significado: el higo representa la posteridad, el dátil la alegría, el durazno la cordialidad, la pera la fertilidad, la manzana la amistad y la cereza la paz.

La forma ovalada de la rosca simboliza el amor de Dios, que no tiene principio ni fin; las frutas cristalizadas representan la gracia traída por Jesucristo, aunque otros más señalan que son las joyas de los reyes que significan amor, paz y felicidad, o las distracciones del mundo que impiden al hombre acercarse a Dios. El haba se cambió por la figura del niño Jesús, la que con anterioridad estaba elaborada de porcelana y ahora es de plástico para resistir el calor, y el que ésta permanezca escondida al interior del pan simboliza cuando María y José escondieron a Jesús del rey Herodes, quien ordenó matar a todos los niños pequeños cuando supo que había nacido el “Rey de Reyes”; el cuchillo, entonces, representa el peligro de muerte al que estaba expuesto Jesús.

Esta práctica gastronómica está fuertemente arraigada en México y tiene lugar como motivo para extender la celebración por la llegada de los santos reyes quienes dejan regalos a los niños en los hogares de todo el mundo. Cada 6 de enero la familia se reúne para compartir este pan acompañado de una bebida espumosa como el chocolate, el atole o un café.

La tradición dicta que quien encuentre entre el pan la figura del niño se convierte en el “padrino”, y deberá vestirlo para presentarlo en la iglesia el 2 de febrero, Día de la Candelaria o de la presentación del niño Jesús al Templo. Además de ofrecer tamales y champurrado para celebrar el acontecimiento. Otras variantes en la figura del niño Jesús es colocar un anillo entre la pieza de pan que significa el matrimonio próximo de quien lo encuentre, o un dedal, que augura al portador una larga soltería.

Encuentre todo lo necesario para estas celebraciones en LA BONITA SUPERMARKETS

www.labonitasupermarkets.com

Add Event

You May Like