Educan a hispanos sobre violencia doméstica en NLV

La comunidad hispana de North Las Vegas (NLV) no está denunciando abusos de violencia doméstica aseguró, la directora de Hermandad Mexicana, Luz Marina Mosquera, durante un taller ofrecido el viernes 23 donde se abordó este tema. A la audiencia se les explicó, como poner una denuncia, como evitar ser víctimas, los derechos que tienen por ley, como obtener la Visa U, entre otros tópicos relacionados.

El evento fue organizado por Hermandad Mexicana en unión con CSNV, The Rape Crisis Center, Nevada Donor Network y Safe Nest.

“En North Las Vegas casi no se están reportando estos crímenes y en especial la comunidad hispana no lo está haciendo. El mensaje principal es que la comunidad hispana se entere que hay muchos programas para evitar la violencia doméstica y el asalto sexual.Todavía encontramos mucha comunidad hispana que nos habla y nos dice que tienen mucho miedo de reportar estos crímenes; sobre todo porque no tienen “documentos”, aseveró Mosquera.

El indicador que detectó esta situación fue el escaso número de casos que reciben en Hermandad Mexicana por parte de pobladores de NLV.

“Cuando hacemos el proceso de Visas U trabajamos con las autoridades policiacas de Las Vegas, Henderson y en NLV encontramos menos personas que hacen una denuncia. También hemos hablado con otras agencias que ayudan a víctimas de violencia y presentan la misma situación que nosotros, respecto a las cifras de casos reportados en NLV”, aclaró.

Desde 2010 que se inició el programa de Violencia Doméstica (VAWA y Visa U) en Hermandad Mexicana se han procesado 820 casos, el 80 por ciento pertenece a la ciudad de Las Vegas y el 20 por ciento se divide entre NLV y Henderson.

De acuerdo con Mosquera una de las recomendaciones principales para las víctimas de violencia doméstica es hacer de inmediato una denuncia ante la policía y buscar organizaciones para recibir ayuda para poner fin al problema.

//Visa U para víctimas indocumentadas//

El estatus U de no inmigrante protege a las víctimas de crímenes que han sufrido abuso mental o físico sustancial debido al crimen y están dispuestas a ayudar a las autoridades policiales en la investigación o el procesamiento judicial de la actividad criminal.

El requisito principal es que la víctima del delito haya cooperado con la policía u otras autoridades para denunciar el delito.

“Por eso es importante que la víctima haga una denuncia ante la policía, para poner un alto al maltrato y colaborar con las autoridades hasta que el agresor sea arrestado y le den un cargo por el delito. Teniendo todas estas evidencias, es muy probable que pueda adquirir la Visa U”, resaltó Mosquera.

“Si no reportan legalmente el delito es muy difícil poder ayudarlos a conseguir su Visa U”.

El llamado a las personas indocumentadas es que pierdan el miedo a denunciar este delito para evitar una fatalidad.

“No tengan miedo en realizar una denuncia. Si no sabe qué hacer ante una situación de este tipo a las organizaciones donde puedan ayudarle; la mayoría tienen personal que habla español si no domina el inglés. Acuérdese que la ley lo protege”, reiteró.

“Es muy triste que siga pasando este tipo de delito en nuestra comunidad por falta de información o por miedo. Pero debemos perder el temor y reportar la agresión para no seguir sufriendo de abuso. Merecemos tener una mejor vida para nuestra familia y para nosotros”, precisó la directora de Hermandad Mexicana.

//”Mi hija sufrió primero de violación, luego violencia doméstica y bullying”//

La plática impartida por Wendy Losada de The Rape Crisis Center, sobre como prevenir el abuso en menores; impactó a José Leonardo que se encontraba entre la audiencia del taller.

Según José su hija a los 16 años fue víctima de abuso sexual, violencia doméstica y acoso escolar.

“Este tipo de pláticas son muy importantes y necesarias que se impartan en nuestra sociedad. Yo sufrí la violación de mi hija y otros abusos; por ignorancia y miedo no supe que hacer en su momento” reveló.

“Mi hija sufrió primero de violación, luego violencia doméstica y bullying en ese entonces tenía 16 años ahora tiene 21. Tengo dos nietecitas y no quiero que pasen por la misma situación por eso vine a este taller para aprender cómo puedo ayudar a mi hija,” dijo José Leonardo.

Explicó que falta mayor información de este tipo en la comunidad porque a veces como padres de familia no sabes como hablar con los hijos para evitar este tipo de abusos.

“Ahora tomo muchas precauciones con mis nietecitas, por ejemplo les digo que nadie las debe de tocar ni siquiera yo, hasta hoy todo ha marchado bien pero deseo aprender más del tema”, reveló.

Si desea información sobre el programa de Violencia Doméstica de Hermandad Mexicana, puede llamar 702-810-3812.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like