Nuestra economía necesita una reforma migratoria

Hace unas semanas el Senado tomó un voto histórico al aprobar una reforma migratoria, con un claro camino a la ciudadanía. Si la Cámara de Representantes hubiese utilizado las últimas cuatro semanas para hacer lo mismo, hoy estaríamos viendo las semillas de una mejoría económica comenzando a germinar en Nevada y todo el país. 
Una reforma migratoria con sentido común sacaría a millones de trabajadores de las sombras y los convertiría en contribuyentes de impuestos inmediatamente. Así mismo, al contar con un permiso de trabajo, verían una mejora salarial y un mejor trabajo.

Veríamos personas con más capacidad para comprar ropa en las tiendas, salir a un restaurante y obtener un carro nuevo. En otras palabras, mucha más actividad económica en Nevada y de los Estados Unidos. Un reporte publicado a principios de este mes demuestra que una reforma migratoria le agregaría $325 millones de dólares a la economía nevadense tan solo en el 2014. Si miramos hacia el año 2045, el crecimiento para nuestro estado sería de $3.400 millones de dólares. 
Por eso la comunidad empresarial de Nevada apoya una reforma migratoria. Esta semana me reuniré con docenas de empresarios del Valle de Las Vegas para discutir todos estos beneficios económicos, y como podemos trabajar juntos para que la Cámara de Representantes actúe.

Hay millones de inmigrantes indocumentados viviendo en los Estados Unidos y muchos de ellos han vivido y trabajado aquí durante años. La reforma migratoria les dará la oportunidad de obtener un permiso de trabajo y en un futuro la ciudadanía, permitiéndoles obtener mejores trabajos, avanzar en sus carreras y contribuir plenamente a nuestra economía sin tener miedo de ser deportados. La reforma migratoria con sentido común aprovechará la creatividad y la energía de los inmigrantes que quieran empezar negocios en nuestro país.

El 40 por ciento de las 500 compañías más importantes del país listadas por la revista Fortune fueron fundadas por inmigrantes y sus hijos y el 25 por ciento de los dueños de pequeñas empresas son inmigrantes. Nuestra economía se beneficia del trabajo de los inmigrantes. 
La deportación masiva no solo es impráctica – y cruel – es dañina para nuestra economía. Una reforma migratoria que incluya un camino a la ciudadanía fortalecería nuestra economía por $832 mil millones durante la próxima década. Y la Oficina de Presupuesto del Congreso encontró que reducirá el déficit por casi $1 trillón en los próximos 20 años. La reforma migratoria con sentido común del Senado no es perfecta. No es la ley que yo hubiese escrito por mi cuenta, pero es un acuerdo entre los partidos en el Senado el cual fue aprobado con gran apoyo bipartidista.
Así que le recuerdo al Presidente de la Cámara: no hay nada de malo si se aprueba una reforma migratoria en la Cámara que cuente con el apoyo de miembros de ambos partidos. Los estadounidenses votaron por sus representantes políticos para que trabajen juntos y arreglen los problemas de la nación. Eso es lo que hicimos en el Senado. Espero que esta fórmula también tenga resultados positivos en la Cámara de Representantes y que voten por una economía más fuerte y una ley migratoria más compasiva tal como hizo el Senado.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like